Puigdemont y Torra reactivan la ‘casa de la república’ de Waterloo y prometen ‘hacer efectivo’ el 1-O

El presidente de la Generalitat ha pedido que, frente a "la vergüenza y la indecencia" del Estado español y a la "farsa" que es su causa judicial

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su sucesor en el cargo, Quim Torra, han escenificado este sábado en Waterloo (Bélgica) la reactivación de la que llaman “casa de la República” en un acto ante unas doscientas personas en el que han prometido “hacer efectivo” el “mandato republicano” del referéndum del 1 de octubre de 2017.

“No sabía qué iba a pasar cuando volvía de Finlandia, pero tenía la esperanza de que acabaría bien (…) Porque después de este paréntesis obligado retomaríamos el hilo rojo que a todos nos ha traído hasta aquí, que nos ha llevado al 1 de octubre, que nos ha llevado al 27 de octubre y que ratificamos el 21 de diciembre”, ha expresado Puigdemont desde un balcón su residencia en Bélgica.

El líder independentista ha defendido que lo importante no es si el “camino” es “largo o corto, fácil o complejo”, sino que “hay camino”. “Y este camino tiene final y el final es bueno, porque como dice el presidente Torra, estamos en el lado correcto de la historia”, ha manifestado Puigdemont.

“El 1 de octubre votamos en el referéndum de autodeterminación, el 27 de octubre declaramos políticamente la independencia de Catalunya y a nosotros, el Gobierno de Catalunya, nos toca ahora hacer efectivo ese mandato republicano”, ha subrayado por su parte Torra.

El actual presidente de la Generalitat ha pedido que, frente a “la vergüenza y la indecencia” del Estado español y a la “farsa” que es su causa judicial, el movimiento debe siempre “luchar con esperanza” y comprometerse a “jugar limpio” y “poner una urna para que decida el pueblo”.

“La causa de la independencia de Catalunya es una causa justa y es de justicia que sigamos luchando por la independencia”, ha expresado.

Cuatro meses desde su detención

El evento ha tenido lugar el día que Puigdemont ha vuelto de Alemania cuatro meses después de que fuera detenido en ese país y tras la decisión del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena de no aceptar su entrega por malversación pero no por el delito de rebelión.

Unas doscientas personas, según han informado fuentes policiales, se han congregado frente a la residencia de Puigdemont en Waterloo ataviados con banderas ‘esteladas’, camisetas amarillas en defensa de la independencia de Catalunya y con carteles pidiendo la libertad de los políticos catalanes presos en España por el proceso independentista.

De hecho, durante los discursos se han sucedido los gritos pidiendo su libertad y otros a favor de la independencia de Catalunya. El acto ha finalizado con el izado de la bandera catalana y de la bandera de la Unión Europea mientras los presentes cantaban ‘Els segadors’.

Antes de Torra y Puigdemont ha intervenido la presidenta del Casal Català de Bruselas, Roser Maresma, que ha recordado que esta entidad la fundaron políticos catalanes exiliados en 1930 y ha hecho un paralelismo con la situación actual de Puigdemont y el resto de dirigentes independentistas en el extranjero: “Queremos que la historia no se repita”.

El representante de Plataforma per la Llengua ha reclamado al Govern que impulse iniciativas para mejorar la situación del catalán, al Gobierno que “deje de discriminar por razón de lengua” y a la UE que el catalán sea lengua oficial en las instituciones europeas.

También ha intervenido el miembro de Òmnium Jordi Ballesteros, que ha reivindicado que tribunales europeos hayan rechazado la extradición de los políticos independentistas en el extranjero, ya que cree que “Europa le dice al Estado que está haciendo el ridículo y reconoce que no hay motivos para tener encarcelados hombres y mujeres por poner urnas”.

Asimismo, la representante de la ANC de Alemania Bàrbara Roviró ha calificado de victoria el retorno de Puigdemont a Bélgica y ha pedido a los partidos independentistas que “ahora toca recuperar la iniciativa política en Europa para hacer que la Casa de la República sea punta de laza internacional que permita hacer la independencia de verdad”.

La hija del exconseller Joaquim Forn ha hablado en representación de los familiares de los presos soberanistas y ha leído una carta escrita por los encarcelados desde la prisión, en la que han expresado su compromiso con “la causa por la libertad, que no es otra que la causa por la República” y han deseado suerte a Puigdemont.

El rapero Valtonyc ha criticado que la justicia española “se dedica a perseguir la disidencia” y ha tachado al Estado de ser una dictadura, por lo que ha asegurado que el camino para recuperar derechos es la desobediencia.

Además, el abogado especialista en derechos humanos que ha llevado el caso de los presos soberanistas a la ONU, Ben Emmerson, ha sostenido que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene “una pequeña ventana de oportunidad” para negociar antes del juicio de los presos soberanistas, y ha confiado en que Catalunya será independiente en un futuro.