Puigdemont advierte a Sánchez de que su ‘periodo de gracia se acaba’ y le insta a pasar ‘a los hechos’

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha advertido este sábado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que su "periodo de gracia se acaba", al tiempo que le ha animado a "aprovechar el verano" para hacer "los deberes pendientes" y presentar su "receta" para encontrar una solución a la cuestión catalana

“Quien tienen deberes pendientes es el presidente Sánchez y esperamos que a la vuelta de vacaciones el presidente Sánchez haya aprovechado el tiempo, porque el periodo de gracia se acaba”, ha expresado en una rueda de prensa en la delegación de la Generalitat en Bruselas (Bélgica) junto con el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra.

El expresidente de la Generalitat ha señalado que a todo presidente electo se le concede un periodo de gracia par “dejar que se instale, respire y se exprese”, pero ha subrayado que esto “no es un cheque en blanco” ni para Sánchez ni para ningún otro cargo político.

Así, Puigdemont ha insistido en que el nuevo Ejecutivo socialista debe pasar “de los gestos a los hechos”. “Esperamos que el presidente Sánchez aproveche el verano para hacer los deberes que tiene pendientes, que en el retorno político en septiembre nos enseñe los deberes que ha hecho”, ha afirmado.

Más tarde ha precisado que con “deberes” se refiere a una “receta” desde “la más alta responsabilidad política del Estado español” para “solucionar políticamente la petición del ejercicio de autodeterminación del pueblo catalán”.

“Si uno pide votos para su investidura a diversas familias políticas, lo normal es que se esfuerce un poco para continuar contando con ese apoyo”, ha reiterado el líder independentista, para después negar que se trate de una condición para que PDeCAT apoye al Gobierno en el Congreso, puesto que es algo que tendrá que decidir el grupo parlamentario de la formación catalana.

“No condiciono porque no tengo la responsabilidad de condicionarlo, sólo analizo y observo que este periodo de gracia se va a acabar”, ha dicho.

Además, ha asegurado que su llegada a la capital belga tras cuatro meses en Alemania no es su última parada, sino que pretende seguir viajando por el continente “para defender la causa justa del pueblo de Cataluña”.

“No será el final de mi viaje. No se acabará hasta que todos los presos políticos sean liberados, puedan volver de su exilio y los catalanes puedan decidir su autodeterminación sin la amenaza de la violencia”, ha manifestado.

Torra exige la retirada de las acusaciones

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido que se retiren todas las acusaciones sobre la causa del proceso independentista ante las “derrotas judiciales” que considera que está sufriendo el Estado español en Europa.

“¿Cuántas derrotas judiciales y políticas más necesitará el Estado para darse cuenta de que esta causa es una causa falsa?”, ha preguntado en rueda de prensa desde la Delegación de la Generalitat en Bruselas junto al expresidente Carles Puigdemont.

Ha destacado que el retorno de Puigdemont a Bruselas es “el primer gran acto de justicia admitido por un tribunal imparcial” y ha vaticinado que los tribunales europeos seguirán rechazando las acusaciones a políticos independentistas si el Estado mantiene esta causa.

RELACIONADO