Los dos aviones anfibios enviados para ayudar a sofocar los fuegos están de vuelta en España

Los aviones anfibios que envió el gobierno de Sánchez a Grecia para ayudar con las labores de extinción de incendios están de vuelta a España tras anunciar al Centro de Emergencias de la Unión Europea que el país heleno no necesita más asistencia

Los dos aviones anfibios Canadair enviados por el Gobierno el pasado martes a Grecia para colaborar en la extinción de incendios regresan a España, tras señalar al Centro de Emergencias de la Unión Europea que el país heleno no necesita más asistencia.

Según informa en un comunicado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, al que pertenecen las aeronaves, el citado centro notificó el viernes, a través del Mecanismo Europeo de Protección Civil, que se desactivaba su petición de ayuda para el control del fuego.

Los aviones, con cuatro tripulaciones, están operados por pilotos del Ejército del Aire y también se desplazó a Grecia un equipo de enlace de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Han salido ya de Grecia, con escala en Olbia, en Cerdeña (Italia) y después continuarán viaje hasta la base militar de Torrejón de Ardoz, en Madrid.

Según el último informe presentado por las autoridades griegas, el número de muertos por los incendios del pasado lunes en la costa oriental de la región de Atica, los más mortíferos registrados en Europa en este siglo, ha aumentado a 88, mientras continúan las tareas de limpieza de las zonas afectadas y la inspección de casas en busca de posibles víctimas.

Grecia solicitó ayuda a España a través del Mecanismo Europeo de Protección Civil y el Ministerio de Agricultura autorizó el envió de los dos aviones, con una capacidad cada uno de 5.500 litros, tras un análisis técnico del riesgo de incendios previsto en España.

Fue la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio de Interior, como punto focal del Mecanismo Europeo de Protección Civil, la que coordinó el envío de medios.