El Papa ordena la reclusión de cardenal de Washington Theodore McCarrick hasta juzgarle por abusos

El Papa Francisco ha aceptado la renuncia del cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, según informa la Santa Sede en un comunicado. El Papa , añade el Vaticano, ha aceptado la renuncia del cardenal y ha dispuesto “su suspensión del ejercicio de cualquier ministerio público”.

En el mismo se detalla que “ayer tarde el Santo Padre recibió la carta” con la que el cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, presenta su renuncia como miembro del Colegio de Cardenales.

Asimismo, contempla “la obligación de permanecer en una casa que se le indicará, para una vida de oración y penitencia, hasta que las acusaciones a él dirigidas sean aclaradas por el proceso canónico regular.”

Precisamente esta semana el cardenal de Boston, Sean Patrick O’Malley, una de las figuras más importantes contra la pederastia, que está al frente de la Pontificia Comisión para la tutela de menores del Vaticano, instó a la Iglesia católica a mejorar los métodos con los que se investigan las denuncias por abusos sexuales contra obispos o cardenales.

La petición llegaba después de que el rotativo The New York Times publicara una entrevista con un joven que acusa al cardenal Theodore McCarrick, exarzobispo de Washington, de abusar de él cuando era menor de edad, una situación – que según reveló- duro dos décadas.

O’Malley pidió en este sentido que comenzaran cuanto antes las investigaciones contra el purpurado estadounidense si bien el Vaticano forjó la renuncia a ejercer el ministerio público a McCarrick, de 88 años, después de dar credibilidad a dichas acusaciones.

En un comunicado publicado el 19 de junio, el cardenal Timothy Dolan de Nueva York reconoció que su diócesis recibió denuncias de supuestos abusos de McCarrick que se remontan a “más de 45 años atrás”. McCarrick ha defendido siempre su inocencia.