Tsipras asume “la responsabilidad política” de los incendios en Grecia

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha asumido en nombre de su Consejo de Ministros la responsabilidad por los incendios que han arrasado su país, al tiempo que ha llamado a la unidad de los partidos políticos para configurar un plan nacional contra los responsables de provocar las llamas y las deficiencias infraestructurales.

Tsipras hizo estas declaraciones en un Consejo de Ministros extraordinario para analizar las causas y consecuencias de los graves incendios en la costa oriental de la región capitalina de Atica, que hasta ahora se han cobrado 87 vidas.

Una de las causas principales de que hubiera que lamentar tantas víctimas y todas en una sola localidad es, según los expertos, los errores de planificación urbanística.

En Mati, la población en la que se vivió la peor catástrofe, no había suficientes calles transversales para que la gente pudiera salir huyendo de sus viviendas.

Este tipo de construcciones está muy extendido en Grecia, donde además son frecuentes las edificaciones sobre antiguos arroyos, lo que cuando hay fuertes lluvias conduce a inundaciones catastróficas como las ocurridas en noviembre del año pasado en la misma región, que se cobraron mas de una veintena de víctimas.

“Avanzaremos con determinación en la elaboración de un plan nacional que aborde las décadas de desastres en materia de vivienda. Participarán organismos científicos, universidad y especialistas. Invito a todos a participar en este esfuerzo, incluidos los partidos de la oposición“, explicó Tsipras.

Además, el primer ministro dijo asumir “la responsabilidad política” de la tragedia y pidió respeto para aquellos que arriesgaron su vida luchando contra las llamas y rescatando supervivientes, pues la gestión por parte de la dirección de los bomberos y la protección civil también ha recibido duras críticas.

Tsipras reiteró las sospechas pronunciadas ayer por su ministro de Protección Ciudadana, Nikos Toskas, que apuntan a que los incendios fueron provocados, pero señaló que no quiere una “caza de brujas”.

“No sabemos quién se esconde detrás de ellos, cuál era su propósito y no vamos a involucrarnos en una caza de brujas”, señaló.

Toskas y los jefes de la policía y de los bomberos presentaron ayer una serie de imágenes de satélite que apuntan a que los incendios fueron premeditados.

El ministro de Protección Ciudadana aseguró que no solo había “indicios” sino que “pruebas” y testimonios de testigos que respaldan esta hipótesis.