Primera visita de Macron a España

Sánchez asegura elecciones en ‘tiempo y forma’ en 2020 y apela a la responsabilidad para salvar el déficit

"Elecciones habrá, en tiempo y en forma, es decir, en 2020", así de tajante se ha mostrado este jueves el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien ha apelado a la responsabilidad de los partidos de la oposición para aprobar este viernes el techo de gasto y la senda de déficit de su Gobierno. Sánchez, que este jueves ha recibido a su homólogo francés en Moncloa en su primera visita a España, ha anunciado en su primera rueda de prensa desde que llegó a la Moncloa que los dos gobiernos han acordado convocar una cumbre regional sobre inmigración y la entrega de los llamados 'sellos de ETA' el próximo 1 de octubre.

“Estamos en un sistema democrático y elecciones habrá en tiempo y forma, es decir, en 2020. Es la voluntad que tiene el Gobierno”, ha asegurado el jefe del Ejecutivo. Sánchez ha despejado así la incertidumbre sobre cuál es su intención respecto a la fecha de los próximos comicios después de que la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, dijera el pasado miércoles que ahora “nadie está pensando en adelantar las elecciones” generales, pero que “nadie va a resistir más allá de lo razonable” porque sería “absurdo”.

Según Sánchez, su aspiración es “estabilizar social, política y económicamente el país, reconstruir el Estado de bienestar, consolidar el crecimiento económico y crear empleo digno”. También se ha marcado como meta afianzar “la regeneración democrática que se abre en este país después de la moción de censura” con la que desbancó a Mariano Rajoy del poder.

En este sentido, Sánchez ha reclamado a los grupos parlamentarios con representación en el Congreso que asuman su responsabilidad y aprueben el objetivo de déficit y deuda y el techo de gasto aprobados hace una semana por el Consejo de Ministros y ha lanzado un llamamiento especialmente al PP para que dejen el “interés partidista” y apoyen estas medidas.

El presidente ha advertido de que aquellos que se opongan a esa senda de déficit se opondrán también a que se reconstruya el Estado del bienestar o la dependencia y a destinar fondos para luchar contra la desigualdad social fruto de los recortes. “Que cada cual asuma sus responsabilidades, el Gobierno va a asumir las suyas y va a ser plantear unos presupuestos con esta senda de estabilidad o con la anterior, pero el Gobierno lo va a hacer”, ha garantizado.

Sánchez ha alertado además de que resultaría paradójico que precisamente el Senado, la Cámara territorial, y en la que el PP tiene mayoría absoluta, vetara esa flexibilización del déficit para las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

El Pleno del Congreso vota este viernes si apoya la nueva senda de consolidación fiscal que flexibiliza en cinco décimas el margen de déficit público para 2019, lo que supone cerca de 6.000 millones más de gasto para las administraciones públicas. El Gobierno se enfrenta, sin tener apoyos garantizados, a su primer debate y votación del techo de gasto de 2019 y del Acuerdo de Objetivos de Déficit y Deuda Pública para el período 2019-2021, base para la elaboración de una de las leyes más importantes del país, la de los Presupuestos Generales del Estado.

Por otro lado, Sánchez ha segurado también que ve “muy positivo” el crecimiento del empleo reflejado en la EPA del segundo trimestre, con un alza de 470.000 ocupados, y ha mostrado el “compromiso” del Gobierno por consolidar la creación de empleo “digno” y a redistribuir la riqueza entre las capas medias y trabajadoras. A pesar de los datos positivos de la EPA, Sánchez ha remarcado que no hay que desviarse del objetivo de mejorar la calidad de empleo. También ha avanzado que este viernes se aprobará en el Consejo de Ministros un Plan director por el trabajo decente para los dos próximos años que se centrará en la lucha contra la explotación laboral.

El polémico viaje al FIB y las cintas de Corinna

Sánchez también ha roto este jueves su silencio por su polémico viaje al Festival Internacional de Benicàssim (FIB) en su avión oficial justificando su uso por motivos de seguridad. El presidente ha subrayado que desde 2015 el Departamento de Seguridad de Moncloa recomienda medios aéreos para los viajes del presidente.

Pedro Sánchez ha explicado que, tras poco más de un mes al frente del Gobierno, él ha preguntado sobre “cómo se desplaza el presidente”, se llame José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar, Felipe González o Mariano Rajoy. Y la respuesta que ha recibido, ha dicho, es que el modo en que viaja el jefe del Ejecutivo “lo decide” el Departamento de Seguridad del Palacio de La Moncloa. Pero además ha resaltado que desde el año 2015 este servicio recomienda que “todos los transportes y la movilidad de quien ostenta la Presidencia del Gobierno se hagan por medios aéreos”.

“Esta es la cuestión”, ha zanjado Sánchez, quien ha acusado a PP y Ciudadanos de criticar no tanto el medio utilizado para “transportar” al presidente sino “a quien como presidente del Gobierno” se transporta. Por ello, les ha pedido que “nos dejemos de polémicas artificiales y nos centremos en los problemas que importan a la ciudadanía”.

Sánchez ha asegurado también que no tiene “ninguna duda” de las explicaciones ofrecidas por el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán, en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso sobre las actuaciones del servicio de inteligencia en relación con Corinna zu Sayn-Wittgenstein y sus acusaciones al Rey emérito de presuntas irregularidades fiscales.

De hecho, el presidente del Gobierno ha querido dejar claro que el Estado no va a aceptar “ningún chantaje”, tras reafirmar, al igual que ya hizo la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, tras escuchar al CNI, que no tienen “ninguna duda” de sus explicaciones.

Cumbre regional sobre migración

Los Gobiernos de España y Francia quieren convocar una reunión regional en España de los ministros europeos y africanos dedicados a asuntos migratorios para analizar los flujos migratorios en los países de África y “explorar posibles iniciativas comunes”. La voluntad de celebrar esta cumbre ministerial se recoge en una declaración sobre el reto de la inmigración y el asilo al que se enfrenta Europa, firmada por España y Francia con motivo de la reunión que han mantenido Sánchez y Macron.

En el documento, los dos países declaran compartir la “misma estrategia” para “responder con humanidad y eficacia a la llega a Europa de refugiados y migrantes”. Así, apuestan por reforzar Frontex y consideran “indispensable” contar con más recursos “humanos, materiales y jurídicos”, proteger las fronteras y facilitar el retorno de los migrantes sin derecho a asilo.

Ante el “reto” de la acogida de personas rescatadas en el Mediterráneo por ONGs, entienden preciso desarrollar un modelo “organizado” destinado a “gestionar el tratamiento de los migrantes económicos irregulares” y de los refugiados necesitados de protección”.

Para ello, Francia y España apoyan los “centros controlados” y la “plataformas de desembarco” planteados por la Comisión Europea para desarrollar nuevas herramientas junto a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

También quieren dar prioridad a la “acogida y tratamiento” de los emigrantes según los principios de responsabilidad y solidaridad, y consideran el caso del buque Aquarius un “ejemplo de solidaridad europea”, por le que propone un “mecanismo temporal” inspirado en la forma de cooperación voluntaria entre Estados que se puso de manifiesto con el desembarco de personas del buque Lifeline.

La declaración muestra la disposición de los dos países para mejorar el apoyo y la cooperación con los países de origen, tránsito y destino de migrantes, en particular Marruecos, y alcanzar un “alto nivel” cooperación similar con los países africanos de origen o tránsito, con medidas de desarrollo económico, seguridad conjunta y lucha contra tráfico de personas.

Los ‘sellos de ETA’

Por otro lado, Sánchez, ha anunciado que el Gobierno francés entregará el próximo 1 de octubre a España, en una ceremonia solemne, todo el material que guarda incautado a ETA en operaciones antiterroristas llevadas a cabo en territorio galo, el cual permitirá esclarecer crímenes etarras pendientes de resolver.

El presidente español ha destacado que Francia aportará “miles” de documentos, efectos y armas intervenidas por las fuerzas de seguridad francesas en los últimos veinte años. “España nunca va a olvidar la cooperación entre ambos países”, ha subrayado el jefe del Ejecutivo al explicar que la fecha de la entrega del material ha sido acordada en la reunión de este jueves.

Se trata de un material almacenado en depósitos judiciales en Francia conocido como “los sellos de ETA”. Esta entrega había sido pactada en febrero de 2017 entre España y Francia en la cumbre bilateral de Málaga.

Sánchez ha recordado que el último atentado cometido por ETA tuvo lugar en marzo de 2010 en territorio francés, en el cual murió un gendarme. También ha apuntado el presidente que el abundante material que aportará Francia va a contribuir a que la Audiencia Nacional pueda aclarar asesinatos cometidos por ETA aún no resueltos.

Reforma del euro

Respecto a la declaración sobre la reforma de la zona euro, Sánchez ha asegurado compartir la “obsesión” del presidente francés para avanzar en la unión económica y monetaria y lograr, por ejemplo, un presupuesto de la zona euro. Para él, se trata de pertrechar a las sociedades de mecanismos útiles y eficientes para poder hacer frente a crisis que puedan venir en el futuro. Al respecto, ha asegurado que la crisis económica vivida por España sirve de estímulo para que se intente avanzar con firmeza en este ámbito.

En cuanto a las relaciones comerciales, Sánchez ha apostado por el multilateralismo y ha defendido el dialogo con Estados Unidos pero, al mismo tiempo, la retirada de aranceles que, por ejemplo, salvaguarde la política agraria común. Macron ha asegurado que la voluntad es evitar conflictos comerciales, pero Europa no puede renunciar a sus principios.