Fomento no pedirá medidas cautelares contra el reglamento de las VTC en Barcelona

Barcerlona ha vivido este jueves una nueva jornada sin taxis, a la espera de que el TSJC se pronuncie sobre el contencioso de las VTC

La segunda jornada de huelga del taxi en Barcelona ha sido este jueves menos conflictiva tras los incidentes del miércoles, aunque con problemas de tráfico por una marcha lenta de los taxistas, a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) se pronuncie sobre el contencioso de los VTC.

Aunque el Ministerio de Fomento ha retirado su petición de medidas cautelares contra el reglamento del Área Metropolitana (AMB) que regula las licencias VTC (alquiler de vehículos con conductor), el TSJC dará a conocer este viernes su decisión sobre las medidas solicitadas por otro organismo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que mantiene su recurso.

Fomento ha anunciado este jueves que retirará la petición de medidas cautelares respecto al reglamento aprobado el pasado 26 de junio por el Consejo del AMB para regular las licencias de VTC, como muestra de su “voluntad para alcanzar soluciones y el respeto por las competencias propias de otras administraciones”.

Este reglamento busca regular la proporción del mercado y asegurar que, por cada licencia de VTC, haya 30 licencias de taxis, pero Fomento presentó un recurso por considerar que se invadían competencias estatales y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) lo suspendió cautelarmente.

Los taxistas han acordado mantener la huelga hasta las 06.00 horas de mañana a la espera de que el TSJC dé a conocer su decisión, tras la vista celebrada hoy.

En la vista, los representantes del AMB y de asociaciones de taxistas han expuesto sus argumentos para reclamar que se revoque la suspensión, argumentado el perjuicio económico que podría causarle, teniendo en cuenta que el TSJC no dictará sentencia sobre este asunto hasta un plazo que puede durar años.

La AMB ha subrayado que “el reglamento no se ha creado a medida para proteger un sector determinado, ni responde al capricho de ningún político”, sino que pretende prevenir los problemas que han causado este tipo de licencias en otras ciudades después del aumento “dramático” de las VTC en Barcelona.

La CNMC ha pedido la suspensión de todo el reglamento porque considera que “limita, extingue y revoca un número significativo de autorizaciones concedidas por las autoridades”, unas 1.000 según ellos.

Los representantes de la Comisión han subrayado la “falta de competencia manifiesta del Ayuntamiento” para otorgar este tipo de autorizaciones y han explicado que su aplicación tendrá “un efecto inmediato sobre los consumidores, con menos operadores y menos oferta”.

Tras conocer la decisión de Fomento, el portavoz de una de las agrupaciones del taxi que promueven las protestas (Élite), Alberto Álvarez, ha dicho a Efe que, aunque la decisión de Fomento es positiva para ellos, sigue adelante el recurso de la CNMC.

El portavoz de Élite ha asegurado que mañana esperarán a conocer la decisión del TSJC con sus abogados y después acordarán las medidas que consideren.

En la jornada de este jeuves, tras una asamblea en la Terminal 2 del aeropuerto de El Prat, centenares de taxistas han protagonizado por la Ronda Litoral de Barcelona una marcha lenta que ha generado colas en esta vía y ha dificultado el acceso al puerto.