Arrimadas tilda de ‘Operación Estatua’ la estrategia de Sánchez ante el independentismo

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de "dejar hacer" al independentismo a cambio de estabilidad en el Congreso: "No está haciendo una Operación Diálogo, sino una operación de mirar hacia otro lado, una Operación Estatua". En una entrevista con Efe, Arrimadas ha destacado que la "debilidad" del Gobierno de Sánchez se debe a su "preferencia por pactar con los nacionalistas", hasta el punto de estar "dispuesto a vender España a trozos, a conceder lo que sea a los separatistas, con tal de estar unos meses más en la Moncloa".

Según la jefa de la oposición en Cataluña, Sánchez está “blanqueando” al expresident Carles Puigdemont y al Govern de Quim Torra, otorgándoles la “categoría de socios de gobierno”, mientras les “deja hacer” y permite que sigan “violando los derechos de millones de catalanes”. “Esto no es la Operación Diálogo, es la Operación Estatua: Sánchez deja hacer al separatismo, mira para otro lado y hace la estatua mientras se violan los derechos de los catalanes”, ha alertado.

A su juicio, Sánchez “se equivoca” con esta “estrategia de apaciguamiento y blanqueo del separatismo” mientras “criminaliza a Ciudadanos”. “Hacer política no significa ceder o blanquear al separatismo. Hay que reformar España, y no ceder ante quienes quieren romperla”, ha recalcado.

Para “no alargar esta situación de debilidad” de Sánchez frente al independentismo, Arrimadas ha reclamado “elecciones lo más pronto posible” en España, para poder formar así un “Gobierno fuerte que no dependa de las salidas de tono de Puigdemont”. “Todo lo que sea alargar este Gobierno interino e irresponsable de Sánchez, que está controlado por Torra y Rufián, es malo para España”, ha opinado. Arrimadas ha considerado “urgente volver a las urnas y poder formar un Gobierno fuerte entre constitucionalistas que no dependa” de los soberanistas.

Sea cual sea el resultado de las próximas elecciones generales, Arrimadas se ha mostrado partidaria de alcanzar “un gran acuerdo entre constitucionalistas”, ya sea “un acuerdo de gobierno, un acuerdo de investidura o acuerdos parlamentarios” para “pactar reformas” estructurales y “hacer frente al separatismo”. Este “gran acuerdo” entre las fuerzas constitucionalistas, ha dicho, permitiría que el próximo Gobierno no tuviera que “ceder al chantaje de quienes quieren que España vaya a peor”. Así, por ejemplo, el expresident Puigdemont, a quien ahora Sánchez “da protagonismo” al considerarlo su “socio de gobierno”, ya “no tendría nada que decir”.

Arrimadas ha denunciado que los independentistas se comportan “sin ningún tipo de lealtad” institucional, porque “quieren romper España y debilitar todas las instituciones españolas”. “No habrá ningún tipo de rectificación por parte del independentismo. Lo que es increíble es que Sánchez diga que ellos son los buenos, que hay normalidad en Catalunya y que los malos somos los de Ciudadanos”, ha denunciado.

Por otra parte, Inés Arrimadas ha acusado a PP y PSOE de querer deshacerse de Ciudadanos para poder volver a las políticas de alianzas del pasado. “El bipartidismo quiere hacer desaparecer nuevas formaciones como Ciudadanos porque quieren pactar con los de siempre, con los nacionalistas”, ha afirmado Arrimadas, que ha recordado que el Gobierno de Mariano Rajoy se apoyó en el PNV en la anterior legislatura, mientras que ahora Sánchez lo hace “con Torra”.

Arrimadas ve a Casado “muy conservador” y no cree que cambie nada en el PP

En otro orden de las cosas, Arrimadas ha definido a Pablo Casado como un “líder muy conservador” de un “partido muy conservador” y ha dicho que no espera ningún “cambio” con él al frente del PP, porque de hecho fue “el portavoz de Mariano Rajoy”. Para Arrimadas, en el duelo entre Casado y Soraya Sáenz de Santamaría no se enfrentaron dos modelos de partido, sino que simplemente hubo que elegir “entre la vicepresidenta de Rajoy y el portavoz de Rajoy”.

“Mucho cambio no va a haber. Casado ha estado con Rajoy, apoyándolo con el levantamiento del 155 y con todas las decisiones sobre Catalunya. No es una persona nueva, es el portavoz de Rajoy”, ha enfatizado la líder de Ciudadanos en Cataluña.

Arrimadas ha reprochado a Casado que en los últimos meses haya dado su “visto bueno a todas las decisiones” que Soraya Sáenz de Santanaría y Mariano Rajoy “tomaron en Cataluña y que se ha demostrado que eran equivocadas”. ”Nunca le vi levantar la mano y decir que no estaba de acuerdo. Nunca le vi votar en contra de las decisiones del PP respecto a Catalunya”, ha insistido Arrimadas, para quien “el único cambio que hace el PP es que cuando está en la oposición dice una cosa y cuando está gobernando dice otra”.

Arrimadas ha destacado que Casado “es una persona muy conservadora”, y “él mismo lo dice”, mientras que Ciudadanos “ocupa otro espacio, el centro”.