El Barça intenta justificar la ‘metedura de pata’ del viaje de su equipo femenino en turista

El club azulgrana lo atribuye a un "problema de logística" porque no se contaba con hacer una gira mixta

El portavoz de la Junta Directiva del Barça, Josep Vives, ha atribuido este jueves a un “problema de logística”, ya que no se contaba con hacer una gira mixta, que el equipo femenino viajara a Estados Unidos en clase turista mientras que el masculino lo hiciera en primera clase.

“Es un problema de logística, no se contaba en principio con hacer esta gira mixta que no tiene precedentes. No recuerdo otros clubes que hagan lo que hace el Barça, que su primer equipo masculino y femenino compartan gira”, señaló al respecto en rueda de prensa.

Vives argumentó que no existían suficientes plazas para todos y habló también sobre el objetivo para el futuro. “Las plazas que había en ese avión, que tiene todas las comodidades, no eran suficientes en clase ‘business’. En los vuelos internos, contratados después, habrá plazas suficientes en ‘business’ para los equipos masculino y femenino”, subrayó.

No es una cuestión menor, sino estratégica, el crecimiento y la apuesta decidida por el deporte femenino y en concreto por el fútbol profesional femenino“, afirmó sobre los objetivos del club.

Por otra parte, la directiva del FC Barcelona encargada del fútbol femenino Maria Teixidor afirmó en una carta que el FC Barcelona está poniendo “todo su esfuerzo” en mejorar las condiciones en las que viajan las jugadoras.

“Quiero decirles que no se dan cuenta de que el Barça hace viajar a sus jugadoras con sus jugadores para que, en un futuro cercano, ellas puedan viajar en ‘business’ en su propio vuelo. Será el día en que podremos hablar de igualdad, porque el deporte femenino ocupará en los medios el espacio equivalente al que estos dediquen al masculino”, remarcó.

A la vez quiso también reconocer el esfuerzo que el club hace cada día por construir y sumar alrededor del fútbol femenino. “Llenará portadas que convocarán masas en los estadios, masas que acercarán a los patrocinadores a los equipos femeninos, para que ellas cobren los mismos salarios que sus compañeros, y que obligarán a las marcas a patrocinarlas con los mismos importes que a ellos, señaló.

“Será el día, también, en que podremos hablar de igualdad, porque el deporte femenino ocupará en los medios el espacio equivalente al que estos dediquen al masculino. Los organizadores destinarán los mismos recursos a las competiciones femeninas que a las masculinas y las federaciones igualarán las primas y los premios a hombres y mujeres”, concluyó no sin antes pedir que se traten estos temas con “menos cinismo”.