Londres podría negarse a pagar la factura del Brexit si no hay acuerdo con la UE

El ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, quiere usar como baza negociadora los 45.000 millones de euros que Reino Unido tendría que pagar a Bruselas

El ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, ha indicado que el Reino Unido podría negarse a pagar la factura de salida de la Unión Europea (UE) si no logra un acuerdo comercial con Bruselas tras su divorcio.

En una entrevista que publica ‘The Sunday Telegraph’, el dirigente conservador sugirió que Londres puede usar como una baza negociadora la factura del Brexit, fijada en 45.000 millones de euros.

Raab recordó que el Gobierno británico inició el proceso negociador con la UE con la activación en marzo de 2017 del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, cumpliendo así, dijo, con su “parte del trato”.

Este texto comunitario, agregó, impone “condiciones” a las dos partes, por lo que el pago de la factura del Brexit debe estar “condicionado” a que la UE responda positivamente y ofrezca al final de proceso un acuerdo de salida.

“Mientras negociamos un pacto de salida, el Artículo 50 requiere que se establezca un marco futuro para nuestra nueva relación, por lo que las dos cosas están unidas. No puede ser que una parte cumpla con su parte del trato y la otra no, o vaya despacio, o no se comprometa”, arguyó.

Raab tomó posesión del puesto de ministro del Brexit este mes, después de que su antecesor, David Davis, presentase su dimisión el 8 de julio por desavenencias con la nueva estrategia de salida diseñada por la primera ministra, Theresa May, recogida en el llamado Libro Blanco.

Este plan, conocido también como acuerdo de Chequers porque fue en esa localidad inglesa donde lo pactó el Ejecutivo británico, provocó la dimisión tanto de Davis como del ministro de Exteriores Boris Johnson, quienes son partidarios de un Brexit más duro del estipulado en la citada propuesta.

En consecuencia, varios diputados conservadores lideraron esta semana una rebelión en el Parlamento británico al presentar varias enmiendas al Libro Blanco, que, tras ser aprobadas, evidenciaron la debilidad de May la existencia de profundas divisiones en su partido y gabinete.

Raab señaló a ‘The Sunday Telegraph’ que el reformado acuerdo de Chequers es “el mejor plan para lograr el mejor acuerdo” de salida, a pesar de que Bruselas rechazó este viernes gran parte de su contenido.

Asimismo, advirtió de que May “no va de farol” cuando dice que está dispuesta a abandonar la UE sin un acuerdo.

“La pelota está en el terreno de la UE y, por su puesto, habrá muchas más negociaciones. He dejado eso muy claro, pero si (Bruselas) demuestra tener el mismo nivel de ambición, energía y pragmatismo, podemos lograr un acuerdo en doce semanas”, agregó Raab.

La UE también ha comenzado a preparar el terreno para la posibilidad de que haya un Brexit sin pacto, aunque aún confía en que el texto de una “declaración política” relativa a la asociación entre ambas partes tras su divorcio esté listo para antes de octubre, cuando pretende finalizar la negociación sobre el acuerdo de salida.

Leer más noticias sobre