Ocho años de prisión para la expresidenta surcoreana Park por apropiarse de fondos del espionaje

Una pena que se suma a la que cumple actualmente por el caso "Rasputina"

La expresidenta surcoreana Park Geun-hye fue sentenciada este viernes a ocho años de cárcel por obtener financiación ilícita del servicio nacional de inteligencia e interferir e unas elecciones, una pena que se suma a la que cumple actualmente por el caso “Rasputina”.

El Tribunal del Distrito Central de Seúl anunció esta nueva sentencia contra la expresidenta, tras un proceso judicial por delitos distintos a los que causaron la destitución de Park y su encarcelamiento en el marco del escándalo de corrupción de la “Rasputina”.

Park fue sentenciada el pasado abril a 24 años de prisión por diversos delitos cometidos dentro de la trama de corrupción y tráfico de influencias tejida junto a su amiga Choi Soon-sil, conocida como la “Rasputina”, un escándalo que forzó su salida del cargo en marzo de 2017.

La nueva sentencia señala que la expresidenta es culpable de haber recibido unos 3.500 millones de wones (2,64 millones de euros) entre 2013 y 2016 del Servicio Nacional de Inteligencia surcoreano (NIS), aunque considera que no ha quedado probado que Park ofreciera favores a cambio de dichos fondos.

Asimismo, se la acusaba de interferir en 2016 en la nominación de candidatos de su partido, el entonces gobernante Saeunuri, para las elecciones parlamentarias que tuvieron lugar dicho año.

Además de la pena de cárcel, el tribunal le ha ordenado pagar una multa de 3.300 millones de wones (2,49 millones de euros).

La fiscalía había solicitado 15 años de cárcel por delitos que incluían soborno, malversación y la aceptación ilícita de los antes citados fondos del servicio nacional de inteligencia.

La expresidenta no se presentó hoy ante los jueces para la lectura de su sentencia, al igual que se ausentó de otras comparecencias de este proceso y del de la “Rasputina”, alegando motivos de salud o argumentando que todas estas causas tenían motivaciones políticas.

Por otra parte, la Fiscalía surcoreana presentó hoy ante un tribunal del Distrito Centra de Seúl una apelación para elevar a 30 años la pena que Park recibió en abril por su rol en el escándalo de la “Rasputina”.