Santamaría cree que la defensa de su legado que hará Rajoy la beneficia y Casado apela al cambio

A punto de comenzar el congreso del PP, todas las miradas están puestas en el presidente saliente, Mariano Rajoy, que será el protagonista de esta primera jornada con el discurso que pronunciará por la tarde. Rajoy pedirá unidad para evitar que se rompa un partido que ya llega muy dividido a este congreso y hará una reivindicación de su legado, muy cuestionado durante la campaña de las primarias por uno de los candidatos, Pablo Casado. La otra, Soraya Sáenz de Santamaría, confía en cambio en que sea precisamente su vínculo con ese legado y las expectativas de que ella pueda devolver el poder a los ‘populares’ lo que le dé la victoria en la votación que celebrarán el sábado los compromisarios.

Santamaría ha dicho este viernes que Rajoy mantendrá su neutralidad hasta el final, pero ha resaltado que tanto él como José María Aznar ganaron elecciones situándose en el centroderecha, no en una esquina” del “tablero”. “Rajoy nos ha dado a todos una lección de saber estar en política, de saber hacer las cosas bien hasta el final”, ha dicho la exvicepresidenta en declaraciones a la Cope, donde ha señalado que el expresidente del Gobierno reivindicará “lógicamente” su legado político en el discurso que ofrecerá esta tarde en el congreso extraordinario del PP.

Frente a las posiciones de su rival, Pablo Casado, Santamaría ha insistido en que hay que abrir el partido al centroderecha para ganar al PSOE. “Ese es el punto que tenemos que encontrar”, ha dicho, para que los alcaldes y concejales del PP puedan ganar las elecciones, y ha añadido que “eso también lo representa Mariano Rajoy”.

Ha advertido de que “los problemas del siglo XXI no se solucionan con recetas de los años 90” y ha dicho que se siente “muy reforzada” por las bases del partido y por las encuestas que señalan que es la preferida de los afiliados. La exvicepresidenta del Gobierno ha expresado además su respeto por el apoyo a Casado de algunos de sus excompañeros en el Consejo de Ministros.

Mientras tanto, Casado ha dicho en Onda Cero que “la gente quiere un cambio de etapa construcitiva, una nueva época del partido para reconectar con la sociedad”. El vicesecretario ‘popular’ ha insistido además en su mensaje integrador: “Si yo gano no pierde nadie porque voy a contar con todos. Cuando gane a Soraya se puede integrar como han hecho todos los otros candidatos. La integración será al máximo nivel. Eso es un mensaje claro de que no es una integración de palabra. Quiero una Ejecutiva con todos. Necesito a los mejores”.

Entre otras cosas, el candidato ha subrayado que, en Andalucía, contará con Juan Manuel Moreno para liderar la candidatura popular en las elecciones autonómicas aunque por ahora apoye la candidatura de Soraya Sáez de Santamaría, ya que respetará las decisiones ya tomadas por los congresos regionales. “Necesito a los mejores y además a la gente que tiene experiencia”, ha afirmado.”No es una integración de palabra, a ver qué puesto me sobra o qué órgano me invento. No, yo quiero contar con todos”, ha insistido.

Una vez tenga detallado el nuevo equipo dirigente del partido, su prioridad será designar “lo más rápidamente posible” a los candidatos autonómicos y municipales, en los que se basa el éxito del PP: “Si nos olvidamos de esto y nos creemos que esto es una ‘Operación Triunfo’ para ser presidente, no ganaremos”, ha dicho. Casado ha concluido pidiendo a los compromisarios que este sábado “voten con cabeza y corazón, pensado en qué futuro quieren para sus hijos y para España”.

RELACIONADO