Juncker insiste en que sus problemas de movilidad se debían a la ciática y pide respeto

"No he podido dormir en una cama normal en los tres últimos días", asegura el presidente de la Comisión Europea

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha confirmado este miércoles que sus problemas para caminar y mantener el equilibrio antes de la cena con los líderes de la OTAN la semana pasada fueron causados por la ciática, no por haber ingerido alcohol, y ha pedido “respeto”.

El luxemburgúes ha explicado en una rueda de prensa sobre el Plan Europeo de Inversiones que no es la primera vez que le ocurre y que a los problemas de ciática se unieron “bastantes calambres”, lo que no hacía “nada fácil la situación”.

El partido ultraderechista austriaco FPÖ, que forma parte del Gobierno que ostenta la presidencia de turno de la UE, pidió la dimisión de Juncker tras la publicación de las imágenes en las que se aprecian problemas para mantenerse en pie o caminar.

“Me sorprende la cantidad de expertos médicos que hay en Austria”, ha ironizado Juncker que ha tratado de zanjar la polémica con Viena afirmando que “cuando actúan como actúan es mejor ni comentarlo”.

A preguntas de la prensa sobre si mantiene la versión de su portavoz que negó que la ingesta excesiva de alcohol hubiese tenido algo que ver con su situación, el presidente de la Comisión ha aclarado: “es correcto ese miércoles y es correcto esta mañana y lo será también esta noche”.

Me resulta impresionante el interés de la gente por estos temas totalmente marginales y pido respeto”, ha sentenciado el mandatario, que desde el controvertido episodio ha mantenido una agenda especialmente ajetreada con viajes a China y Japón. “No he podido dormir en una cama normal en los tres últimos días“, ha asegurado.

La polémica se desató el pasado miércoles cuando las cámaras captaron a Juncker antes de la cena de gala con los líderes de la OTAN con problemas para mantener el equilibrio y dificultades para caminar o bajar las escaleras, hasta el punto de ser asistido por algunos de los presentes. Posteriormente tuvo que recurrir a una silla de ruedas.