May busca adelantar el fin del periodo de sesiones del Parlamento para cortar el debate sobre el Brexit

La primera ministra quiere atajar a toda costa una posible rebelión de los conservadores afines a la Unión Europea

El Gobierno británico ha presentado una moción ante el Parlamento para que el periodo de sesiones ordinario de la Cámara de los Comunes concluya el próximo jueves, 19 de julio, en lugar del 24 de julio como estaba inicialmente previsto, en un intento de cortar el debate sobre el Brexit y atajar una posible rebelión de los conservadores afines a la UE.

El Partido Laborista -en la oposición- ha denunciado que este intento es un síntoma del “miedo” que tiene el Gobierno al debate. “Absolutamente patético por parte de los ‘tories’. Quieren cerrar los Comunes antes de tiempo para el receso de verano”, ha afirmado la portavoz laborista de Educación, Angela Rayner, a través de Twitter.

“La jerarquía conservadora tiene miedo de que sus propios diputados se la jueguen a la primera ministra. Es (un gobierno) débil y asustado. Son una coalición de fracasados conservadores”, ha apostillado la diputada laborista.

En su cobertura en directo de la votación de varias enmiendas de los “duros” del Brexit apoyadas por el Gobierno para que no se bloquee la legislación, el diario ‘The Guardian’ explica la importancia de la propuesta. “Los diputados saben utilizar sus teléfonos, pero las intrigas siempre son más intensas cuando están reunidos en persona en la Cámara de los Comunes y los portavoces de partido -encargados de la disciplina de voto- creen que la mejor forma de que no haya problemas es enviándoles de vacaciones”, ha subrayado el diario.

Por otro lado, May logró superar este lunes otro escollo en sus planes para el Brexit al conseguir que la Cámara de los Comunes aprobara la ley de Aduanas, que sentará el marco legal para cuando el Reino Unido deje la Unión Europea (UE).