Margarita Robles, sobre las grabaciones a Corinna: “Al Estado no se le chantajea”

"Cualquier vulneración de la legalidad lleva consigo la asunción de responsabilidades que se diluciden en un procedimiento judicial", dice

Las grabaciones filtradas a algunos medios en las que la amiga del Rey Juan Carlos Corinna zu Sayn-Wittgenstein da a entender que el Rey emérito tiene cuentas en Suiza y que la utilizaba a ella como testaferro y que el CNI la había amenazado, han provocado un revuelo inmenso que ha encontrado respuesta en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Este domingo, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, anunció que comparecería a petición propia ante la Comisión de Gastos Reservados del Congreso para dar explicaciones sobre la actuación del servicio de inteligencia en relación con Corinna.

Y ahora ha sido la ministra de Defensa, Margarita Robles, la que ha lamentado las grabaciones hechas supuestamente por el excomisario José Manuel Villarejo: “El Estado no puede someterse al chantaje de nadie y cualquier vulneración de la legalidad lleva consigo la asunción de responsabilidades que se diluciden en un procedimiento judicial”, ha dicho Robles, de quien depende el CNI, en declaraciones a ‘El País’.

En ese sentido, la ministra da a la comparecencia de Sanz Roldán “la máxima normalidad”, ya que por ley debe producirse cada seis meses.

Tras la petición de Sanz Roldán de comparecer a petición propia, el Congreso deberá fijar la fecha de esa convocatoria de la comisión de Gastos Reservados de la Cámara, donde se da cuenta al Parlamento de los asuntos relativos a secretos oficiales.

En esta comisión, cuyas sesiones se celebran a puerta cerrada, están presentes los portavoces de los grupos del Congreso y es uno de los principales mecanismos de control del CNI establecidos por la ley.

La comparecencia de Sanz Roldán se sumará a la que ya protagonizó el 19 de marzo de 2013 sobre este mismo asunto y en la que negó cualquier vinculación de los servicios de inteligencia con Corinna.

En esa comparecencia dijo desconocer si ella había realizado algún tipo de trabajo “clasificado” para el Estado, aunque sí que hubiera trabajado para el CNI.

El caso es que si Sanz Roldán comparece ahora es porque así se lo ha ordenado Robles y a su vez el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, según informa ‘El País’ citando a fuentes gubernamentales.