Lopetegui: “Tengo una plantilla muy buena, al margen de lo que pase”

"Volver como entrenador del primer equipo es algo tremendamente precioso y un acto de responsabilidad, ilusión y emoción"

El entrenador del Real Madrid, Julen Lopetegui, reconoció que de su nuevo club le gusta “todo, hasta el himno”, además de asegurar que dispondrá de una plantilla “buenísima y preparada para afrontar todos los retos con las máximas garantías”, aparte de recordar cómo han sido sus anteriores etapas en el club de Concha Espina.

“Es difícil que no te guste el Real Madrid. Te gusta hasta el himno, todo. Tiene una magnífica plantilla. He estado en Valdebebas y no hay palabras para definirlo. Tampoco hay palabras para definir el cariño que sentí en la presentación. A mí me gusta todo. Centrándonos en el trabajo de entrenador tengo una plantilla muy buena, al margen de lo que pase y de que habrá matices y situaciones que se irán solucionando en estas semanas. Tendremos una plantilla buenísima y preparada para afrontar todos los retos con las máximas garantías”, contó a los medios oficiales del club.

Lopetegui, vinculado a la entidad merengue como jugador de categorías inferiores, del primer equipo y entrenador del filial, explicó que “volver al Real Madrid es siempre especial” porque siempre lo ha considerado su casa. “Es el lugar donde crecí, me formé y se moldeó gran parte de lo que ahora soy. Volver como entrenador del primer equipo es algo tremendamente precioso y un acto de responsabilidad, ilusión y emoción”, contó.

“Vengo al mejor club del mundo y al que tiene más exigencia. Estoy convencido de estar a la altura de esa exigencia y hay que empezar a trabajar ya por el primer título, que tenemos el 15 de agosto: la Supercopa de Europa frente al Atlético”, manifestó el entrenador guipuzcoano.

Sobre lo que supone entrenar en el Real Madrid en comparación con otros clubes, explicó que “tiene muchas similitudes, en lo que se refiere al trabajo de campo, en todos los equipos”, aunque cambia el entorno. “Los contextos y los matices existen y el Real Madrid tiene en su plantilla a los mejores jugadores del mundo, varios de ellos”, afirmó.

“Hay una plantilla magnífica. Un entrenador tiene que entender eso, saber lo que representa y mezclar el trabajo que ha de hacer en el campo con la representación que el club obliga a un entrenador y a los propios jugadores”, prosiguió Lopetegui.

“Ese barniz que ha de tener un entrenador del Real Madrid tiene que estar presente. Al final, el objetivo es hacer un gran equipo, entrenar mucho y tener claro cómo y de qué manera. Ahí es donde ahondaremos porque entendemos que es la manera de potenciar la calidad individual que tiene esta plantilla”, teorizó.

Recuerdos madridistas

Lopetegui y el Real Madrid cruzaron sus caminos por primera vez en 1985 y, así, dijo que “son magníficos” los recuerdos que tiene de dicha época. “Con la primera etapa, como jugador del Castilla, se me dibuja una sonrisa porque llegué a Madrid con 18 años haciendo la mili y un montón de amigos. El Real Madrid transmitía esos valores de los que todo el mundo habla y nosotros los sentíamos permanentemente en cada acto del club”, admitió.

“Eso te forja el carácter y el futuro. Lo recuerdo de esa manera y con muchos amigos entre la gente de fuera con la que vivía en la pensión. Luego tuve la suerte de tener buenos entrenadores. Primero Santisteban, luego García Remón, Del Bosque…”, recordó Lopetegui.

“Más tarde, y después de una cesión, tuve la suerte de volver al primer equipo y de debutar. No era un titular pero participé activamente en la Liga que consigue Toshack. Creo que era la 1989-90. Después de un periplo amplío, vuelvo como entrenador del Castilla. Fue una oportunidad magnífica y una experiencia genial. Conocí a muchos chavales de la cantera e hicimos un trabajo interesante”, recordó sobre la campaña 2008-09.

Haber estado vinculado al club varios años le hace partir con “ventaja” en esta nueva etapa como mandamás del primer equipo, de la que no puede ser ajeno a “los códigos” del club. “Sin ninguna duda es una ventaja conocer el club, la esencia, el madridismo y lo que la afición exige y demanda. Porque, aparte de ganar, demanda una serie de códigos que tenemos siempre muy presentes y que son importantes”, reiteró.

“Ése es el orgullo del madridismo y del madridista. Los entrenadores no podemos ser ajenos a esa realidad y trataré de transmitir esa sensación que un jugador del Real Madrid tiene que sentir y que seguro, porque hay muchísimos casos de gente que lleva muchos años, la siente y la transmite. No tengo ninguna duda”, explicó.

Por último, quiso mandar un mensaje a su nueva afición asegurando que formarán un “gran equipo” y que pelearán “por todos los títulos” bajo su mandato. “Quiero dar las gracias a los madridistas por haberme aceptado y dado esta responsabilidad”, indicó con rotundidad.

“Sin duda vamos a tratar de llevarla con orgullo, responsabilidad, ilusión, mucho trabajo, exigencia, como exige el Real Madrid, y con la seguridad de que vamos a ser un gran equipo y que pelearemos por todos los títulos ya que el Real Madrid siempre debe hacerlo. El madridismo siempre está cuando se le requiere y seguro que estará”, concluyó.