El director del CNI pide comparecer en el Congreso para explicar su actuación en el ‘caso Corinna’

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, comparecerá a petición propia en la Comisión de Gastos Reservados del Congreso de los Diputados para explicar las actuaciones del servicio de inteligencia en relación con Corinna Sayn Wittgenstein, amiga del Rey Emérito Juan Carlos I, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

En los últimos días se han divulgado unas conversaciones de la empresaria grabadas en 2015 por el ex comisario de la Policía NacionalJosé Manuel Villarejoen las que, además de decir que el Rey Emérito tenía cuentas en Suiza y cobraba comisiones, criticaba la actuación de los servicios secretos españoles.

En un comunicado, Sayn Wittgenstein criticaba la actuación de los servicios secretos españoles hacia ella. Sanz Roldán ya informó en relación con este asuntoen la misma Comisión el 19 de marzo de 2013, cuando la alemana aseguró haber realizado trabajos “delicados” para España. Durante su comparecencia a puerta cerrada dijo desconocer si la amiga del Rey Juan Carlos había realizado trabajos clasificados para Españ

a, al menos como él los entendía, pero sí dejó claro que el CNI nunca le encargó nada. Es más, aseguró que jamás había cobrado del Centro ni había solicitado pago alguno.

Sayn Wittgenstein afirmó esta semana en las citadas grabaciones que el Rey emérito la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero y que contaba con cuentas en Suiza a nombre de su primo Álvaro Orleans de Borbón.

Además, en las grabaciones difundidas la empresaria contaba que recibió amenazas del CNI, que montó dos operaciones para hacerse con la documentación que pudiera guardar tras sus años de relación con Juan Carlos I, una en Londres y otra en Mónaco, de la que tendrían pruebas los equipos de seguridad del príncipe Alberto de Mónaco y el ministerio del Interior monaguesco.

Villarejo, que se encuentra en prisión preventiva por delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales, y la empresaria alemana llegan a este punto en la conversación cuando él le muestra una serie de papeles que ella señala como sustraídos por el CNI de su casa: “Eso ha sido muy claro porque ha sido el propio servicio el que me ha quitado esos papeles de la oficina en Mónaco en 2012. Y sabían perfectamente que no había nada ilegal en ellos”, apuntó.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, rebajó la importancia del asunto este viernes al considerar que las revelaciones realizadas por Sayn Wittgenstein sobre las irregularidades fiscales supuestamente cometidas por Juan Carlos I eran “antiguas” y “no afectan” al actual Rey, Felipe VI.

“No afectan al jefe del Estado, Felipe VI. Son grabaciones antiguas y ni las consideramos”, declaró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministroscuando le preguntaron sobre el planteamiento de Izquierda Unida de solicitar la creación de una comisión de investigación en el Congreso para analizar este asunto y pedir que comparezca ante ella el Rey Emérito.

El coordinador federal de Izquierda Unida y diputado de Unidos Podemos, Alberto Garzón, se mostró decepcionado con el Gobierno del PSOE y pidió que no se “protegiese a la monarquía corrupta”.