Santamaría no es renovación ni regeneración como lo demuestra el vídeo Cuéntame del PP

Furiosa está la exvicepresidenta de Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría con la aparición en redes sociales de un vídeo sobre el PP titulado así: ‘Cuéntame como nos vas a renovar’. Un reportaje en el que se resume con hechos, fechas y buen humor la trayectoria en el PP del equipo de campaña de Soraya que pilota Javier Arenas, el viejo intrigante del PP y gran amigo de Luís Bárcenas, lo que demuestra que si estos ganan la presidencia del PP no habrá renovación generacional ni regeneración frente a la corrupción. 

La propia Soraya lleva ya casi 12 años en puestos de primera línea del PP con Mariano Rajoy, como portavoz del PP en el Congreso desde 2008 a 2011 y luego como vicepresidenta del Gobierno hasta hace mes y medio.  Y, por lo tanto, ya es hora que se retire y dé paso a caras y equipos nuevos. 

Además y, como ya se lo dijo Cospedal, Santamaría nunca dio la cara contra la corrupción de la que sí sabe mucho su adjunto Javier Arenas, el íntimo amigo de Luís Bárcenas. Y para colmo Soraya como gobernante deja mucho que desear por sus ataque a la libertad de expresión, la ‘ley mordaza’ y sobre todo por su estrepitoso fracaso en Cataluña donde, siendo la responsable de esa política, tardó en aplicar el 155, no supo impedir el referéndum del 1-O, y convocó las elecciones catalanas demasiado pronto. 

Si a ello añadimos que en su actual equipo de campaña están además de Arenas la vieja guardia de Rajoy, Montoro, Villalobos y Arriola, veremos que la candidatura de Santamaría más que ‘Cuéntame’ se podría titular ‘Regreso al pasado’, o sencillamente ‘Más de lo mismo’.

Con el agravante de que si Soraya gana el PP se romperá y unos se irán a Cs y otros a Vox. Mientras que Casado si representa la renovación y si puede abrir en el PP una etapa de regeneración. 

Y visto el enfado de Santamaría con lo del vídeo -pide una investigación- da la impresión de que Casado no cesa de mejorar sus expectativas al tiempo que habla de su proyecto político y su compromiso conservador, mientras Soraya sólo está dedicada a las intrigas y a pedir ‘unidad’ bajo su liderazgo.

Pero si quiere unidad lo tiene muy fácil: que reconozca y apoye el liderazgo de Pablo Casado y que ella, de una vez por todas, de un paso atrás.

RELACIONADO