Trump asegura que Alemania es “cautiva” de Rusia por su dependencia energética de gas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que Alemania es "cautiva" de Rusia ya que "entre el 60 y el 70 por ciento de la energía" que necesitará el país procederá de Moscú a través del nuevo gaseoducto Nordstream II, algo que es "inapropiado" y que supone "el pago de millones y millones de dólares al año" a Rusia, mientras Estados Unidos "protege" a Alemania y otros países europeos de la supuesta amenaza rusa.

“Alemania está totalmente controlada por Rusia”, declaró el mandatario al inicio de una reunión bilateral con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, previa a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza que se celebra este miércoles y el jueves en Bruselas.

Trump insistió en que considera “muy triste” que Alemania haga un acuerdo “masivo” de gas y petróleo con Rusia, mientras “se supone” que Estados Unidos debe proteger a sus aliados frente a Moscú. “Alemania paga miles y miles de millones de dólares al año a Rusia”, criticó Trump, quien calificó la situación de “muy inadecuada” y dijo lamentar que el excanciller alemán Gerhard Schröder presida el gasoducto Nord Stream 2, a cargo de la gasista estatal rusa Gazprom.

“Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque recibe entre el 60 y el 70 % de su energía de Rusia en el nuevo gasoducto”, dijo Trump, quien se preguntó “si es adecuado porque a mí me parece que no y creo que es una cosa muy mala para la OTAN, no creo que debiera pasar y creo que deberemos hablar sobre ello con Alemania”, afirmó.

Trump criticó que Alemania destine algo más del 1 % del PIB al gasto militar, mientras que Estados Unidos aportó en 2017 el 3,57 %, según los datos de la Alianza.

Dijo que Washington paga “mucho dinero” para proteger a los socios de la OTAN, frente a los demás aliados, que invierten menos en Defensa, y reconoció que otros presidentes de la primera potencia mundial ya plantearon esas diferencias. “Yo lo quiero plantear porque creo que es muy injusto con nuestro país, con nuestro contribuyente, y creo que esos países deben aumentar (el gasto militar) no en periodo de diez años, sino inmediatamente”, afirmó.

De hecho, agregó que Alemania es “un país rico” y podría incrementar “mañana” la inversión ” y no tener problema”. “No creo que sea justo hacia los Estados Unidos, así que tendremos que hacer algo”, dijo.

Los países de la OTAN acordaron en la cumbre de Gales de 2014 destinar en una década el 2 % de su PIB al gasto militar, lo cual se ha convertido en la principal exigencia de Donald Trump a sus aliados.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, indicó que la Alianza está formada por 29 países y existen “a veces” diferencias y desacuerdos. “Pero la fortaleza de la OTAN es que, pese a esas diferencias, siempre hemos sido capaces de unirnos”, comentó.

El noruego ha explicado a su llegada al encuentro con los demás líderes, que “Trump tiene un mensaje muy directo, pero en lo fundamental estamos de acuerdo”. Según ha declarado, todos en la OTAN apuestan por reducir la dependencia energética y “diversificar el suminitro”. Sin embargo, ha recordado que el gasoducto Nordstream II es una cuestión nacional, que no compete a la Alianza.

Por su parte, la ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, ha respondido aTrump que “Alemania no es prisionera de Rusia”. “Tenemos muchos asuntos con Rusia, no hay ninguna duda”, ha explicado la alemana en uno de los eventos paralelos al encuentro de los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica, pero ha considerado que se debería “mantener la comunicación entre países aliados y oponentes sin hacer preguntas”.