Sánchez entiende que Trump quiera más gasto en defensa de los aliados pero pide ser ‘justos’

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, asegura que comprende la petición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de destinar más presupuesto para defensa, pero pide ser "justos" y tener en cuenta también otros parámetros como la aportación en misiones internacionales. Sánchez ha hecho esta consideración en una declaración a su llegada a la cumbre de la OTAN, la primera en la que participa y donde coincide también por vez primera con Trump.

Al plantearle si va a trasladar en la cumbre la imposibilidad de llegar al 2 por ciento del PIB en gasto de defensa en 2024, tal y como pide el presidente estadounidense, el jefe del Ejecutivo ha insistido en que su Gobierno es “empático” con esa petición. “Comprendo las demandas de la administración americana, primero de la administración Obama y luego de la de Trump, de que se exija un mayor esfuerzo en el presupuesto vinculado con la defensa”, ha admitido. Pero al mismo tiempo ha considerado que para ser “justos” con el conjunto de aliados de la OTAN hay que ser muy conscientes de que, por ejemplo, España está aumentando desde 2015 su presupuesto en defensa, y además, hay que incorporar otros elementos. “En primer lugar las capacidades, en las que España está muy por encima de la media, y también las contribuciones, donde estamos también de largo muy por encima de la media de los aliados”, ha añadido.

Sánchez resume su posición de esta manera: “Somos empáticos con la demanda que plantea la administración norteamericana, pero para ser justos, es evidente que España es un país fiable, comprometido con el vínculo transatlántico y muy activo en misiones internacionales, ya sea en el Báltico, Turquía o Irak”. Una postura que ha sintetizado en este tuit:

Por toto ello, el jefe del Ejecutivo cree que hay que hacer “un análisis mucho más completo del grado de compromiso de cada uno de los aliados en la OTAN”. “Y desde luego el de España -ha resaltado- es un grado importante y comprometido con lo que debe ser la defensa y la seguridad colectiva del conjunto de países de la OTAN”.

Sánchez ha explicado que asiste a esta cumbre con ánimo “constructivo” y con la intención de reforzar los lazos transatlánticos. Es consciente, además, de los desafíos de seguridad que tienen por delante sociedades como la de Estados Unidos y las del conjunto de la Unión Europea, entre los que ha citado el terrorismo yihadista. “Nosotros no somos ajenos a ellos”, ha subrayado tras recordar que España ha sido golpeada por este terrorismo y asegurar que tiene clara la necesidad de avanzar hacia una OTAN mucho más eficaz y donde se refuerce la seguridad cooperativa. Además, ha destacado que hay que colaborar para saber gestionar crisis y prevenir conflictos para que, sobre todo, la ciudadanía más expuesta a estas crisis bélicas no sufra.

El presidente del Gobierno acude la cumbre junto a su ministra de Defensa, Margarita Robles, y el titular de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. Robles ha asegurado en declaraciones a la Cadena SER, antes de desplazarse a la capital belga,  que España no puede llegar “ni ahora ni a medio plazo” a destinar el 2 por ciento del producto interior bruto a la defensa común como exige Trump.

La semana pasada, en su reunión en Madrid con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el mismo día que se conoció una carta de Trump a varios líderes europeos reclamando un mayor gasto del PIB de sus países en defensa, Sánchez ya subrayó que la contribución a la seguridad global no puede medirse únicamente con un porcentaje de gasto. Explicó que también consiste en la disponibilidad de capacidades militares y la voluntad de utilizarlas en favor de la paz y seguridad internacionales.