La Audiencia Nacional decidirá en otoño si abre una investigación por las grabaciones a Corinna

El juez de refuerzo del número 6 de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, dispone desde el pasado 7 de noviembre, con motivo de la operación Tandem por la que fue detenido el comisario José Manuel Villarejo por blanqueo de capitales, de hasta 8 terabytes con diversas grabaciones a personalidades relevantes de la vida pública española, entre ellas Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, según ha informado este miércoles la Cadena Ser. Estas grabaciones fueron realizadas por el propio comisario y que fueron incautadas en el registro del domicilio de uno de sus colaboradores.

Todas estas grabaciones están siendo revisadas y analizadas por una unidad especializada de la Policía Nacional que tiene de plazo hasta el 30 de septiembre para escuchar la totalidad de las conversaciones intervenidas. Tras este plazo, los agentes deberán elaborar un informe sobre el posible contenido penal que se desprenda de las mismas y con el cual el juez, de acuerdo con la Fiscalía, decidirá si abre una investigación o si deriva a otros juzgados estas conversaciones por falta de competencia de la Audiencia Nacional.

Es el caso de conversaciones como las publicadas este miércoles por El Español y OK Diario, en las que Corinna afirma en unas grabaciones realizadas por Villarejo en el año 2015 que el Rey emérito la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero y que contaba con cuentas en Suiza a nombre de su primo. Una ‘confesión’ que podría llevar a la amiga del Rey emérito a enfrentarse a un delito de blanqueo.

En aquel encuentro, propiciado por el empresario Juan Villalonga, amigo de ambos, según explica El Español, ella contó que estaba viviendo una “pesadilla” porque el Rey había colocado diversas propiedades en Marruecos y otros lugares fuera de España a su nombre y en aquel momento, se las estaba reclamando, pero si ella las devolvía poniéndolas a nombre de terceros incurría en un delito de blanqueo.

“Ponen la propiedad dentro de la estructura, hacen como un contrato de venta y entonces parece todo perfecto. Claro, no pueden decir que el beneficiario es el otro (en referencia al Rey emérito). Entonces, sin decírmelo, me lo ponen y después dicen: ‘Esta no quiere devolverle la cosa’. Pero si lo hago, es money laundering. Es blanqueo“, dice uno de los fragmentos de la grabación transcritos por El Español.

“Me está poniendo una presión bárbara para que le devuelva esas cosas, pero si lo hago vulnero la ley y puedo ir a la cárcel“, añade en la grabación, en la que ella señala que lo de utilizarla como testaferro dado que en Mónaco no es preceptivo hacer declaración patrimonial, “lo han hecho con dos o tres cosas y están poniendo muchísima presión”. “Por ejemplo: mandarle dinero o darle cosas… eso es blanqueo”, apunta Sayn-Wittgenstein.

En otro momento de la conversación, la empresaria señala que estas presiones son para que ponga las propiedades a nombre del primo del Rey emérito Álvaro Orleans de Borbón, quien ya estaría asumiendo ese papel, siempre según las palabras de Corinna. “Ahora están tratando que yo pase estas cosas a Álvaro a través de Dante (señala en relación al abogado Dante Canonica) Están haciéndome la guerra porque yo no quiero cometer un delito”, asegura.

“Ellos han puesto algunas cosas a nombre de su primo, que es Álvaro Orleans de Borbón, que también vive en Mónaco. Entonces las cuentas de banco en Suiza que no han… ‘that didn’t come back in the amnesty’ las han puesto a su nombre”, apunta en la grabación, afirmando en inglés que esas cuentas no afloraron con la amnistía fiscal en relación a la que aprobó el Gobierno en 2012 y que permitía repatriar fondos opacos.

Corinna asegura que es este primo del Rey emérito “el que paga los vuelos hasta Los Ángeles y otros vuelos privados”. “Salen de Torrejón para no controlar (sic). De la zona militar. Pero es una compañía inglesa. Se llama Air Partners y salen con los aviones alquilados. Es Álvaro el que está pagando”, dice sobre Orleans de Borbón, quien ha negado rotundamente toda esta información en conversación con El Español.

Por otra parte, en las grabaciones difundidas Corinna cuenta que recibió amenazas del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que montó dos operaciones para hacerse con la documentación que pudiera guardar tras sus años de relación con Juan Carlos I, una en Londres y otra en Mónaco, de la que tendrían pruebas los equipos de seguridad del príncipe Alberto de Mónaco y el ministerio del Interior monaguesco.

Tal y como explica El Español, Villarejo y la empresaria alemana llegan a este punto en la conversación cuando él le muestra una serie de papeles que ella señala como sustraídos por el CNI de su casa: “Eso ha sido muy claro porque ha sido el propio servicio el que me ha quitado esos papeles de la oficina en Mónaco en 2012. Y sabían perfectamente que no había nada ilegal en ellos”, apunta.

Reacciones políticas a las grabaciones de Corinna

El líder de IU, Alberto Garzón, pretende forzar en el Congreso una comparecencia de la ministra de Defensa, Margarita Robles, y del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Felix Sánz Roldán, para que aporten a la comisión de secretos oficiales los datos que tienen sobre “la actividad de Juan Carlos” I.

El líder de IU está ultimando esta iniciativa para la que necesita reunir el apoyo de dos grupos parlamentarios o 50 diputados tras conocer las informaciones de El Español y OKDiario. Garzón, según avanza IU en una nota de prensa, pretende que se convoque la Diputación Permanente -órgano al que le corresponde regular la actividad parlamentaria fuera del periodo de sesiones ordinario- para que decida convocar una reunión de la Comisión de gastos reservados o secretos oficiales. Para aclarar la información que tiene el Gobierno “sobre la actividad de Juan Carlos que desvela su amiga entrañable”, dice IU, Garzón quiere que Robles y Sánz Roldan comparezcan en la comisión de secretos oficiales, en la que la representante del grupo de Unidos Podemos es su portavoz, Irene Montero.

Entre las iniciativas parlamentarias “urgentes” que el coordinador federal de IU trata de impulsar está también la petición de comparecencia de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para que explique “las acciones que su Ministerio va a emprender a la hora de investigar las posibles estructuras opacas al fisco creadas por Juan Carlos de Borbón”.

Igual de crítico se ha mostrado este miércoles el secretario de Sociedad Civil y Movimiento Popular de Podemos, Rafael Mayoral, quien ha subrayado este miércoles que las revelaciones de Corinna evidencian la “histórica” relación de los Borbones con la corrupción.  Mayoral considera que el contenido de estas grabaciones vienen a poner encima de la mesa la “anomalía democrática” que, a su juicio, supone la existencia de una institución “que no esta sometida ni a escrutinio popular ni la tutela de los tribunales”. Una circunstancia que provoca, según el diputado de Unidos Podemos, “espacios de impunidad” que provocan que las “cloacas del Estado” hagan emergen asuntos que “se sabían” desde “hace tiempo”. “No es la primera vez que se habla de cuentas en Suiza de los Borbones”, ha comentado.

Por su parte, el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha criticado este miércoles que los supuestos negocios en el extranjero del Rey Juan Carlos acaben “sin consecuencias” para la Corona. “La Corona está protegida por los poderes fácticos y políticos. Se ha demostrado que había gente en este país que durante muchos años se pensaba que podía hacer lo que le daba la gana sufragado por los ciudadanos”, ha denunciado Rufián.

Pese a ello, considera que estos supuestos casos no tendrán finalmente consecuencias para la Monarquía, a la que ha vuelto a pedir que se someta al voto de los ciudadanos. “Si el Rey es tan bueno y tan preparado, tan guapo y tan listo, pues que se presente a las elecciones, las ganará seguro“, ha ironizado.

Más tibio se ha mostrado el diputado de Ciudadanos Toni Roldán, quien se ha remitido al papel que pueda desempeñar la Justicia ante el caso de las supuestas cuentas en Suiza del Rey Juan Carlos y ha remarcado que “la Justicia tiene que ser la que ofrezca una respuesta, y no los políticos, a esta cuestión, sí es que hay una cuestión”. De cualquier modo, ha admitido que “tendrá que haber un debate sosegado sobre el rol de la Justicia en este caso”, algo que según ha recordado ya se ha producido antes sobre la Monarquía y puede volver a suceder.