El Rey seguirá viajando a Cataluña como jefe del Estado y ‘garante de la unidad de España’

El Rey mantiene su compromiso con Cataluña y acudirá a esta comunidad siempre que lo refrende el Gobierno y su presencia sea oportuna para los intereses generales del país. Ese es el convencimiento que existe en la Casa del Rey después de que dirigentes catalanes y el propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, le hayan vetado en actos oficiales de la comunidad. Torra ha llegado al extremo de descartar su presencia en el aniversario de los atentados del 17 de agosto esgrimiendo el discurso que el monarca pronunció el 3 de octubre de 1017, tras el referéndum ilegal y las cargas policiales.

El independentismo no le ha perdonado ese discurso a Felipe VI por considerar que se puso al frente de una de las dos partes enfrentadas y que olvidó a los ciudadanos catalanes que acudieron a votar el 1-O y que se encontraron con las cargas de policías y guardias civiles. Sin embargo, la Casa del Rey recuerda que el jefe del Estado es “garante de la unidad de España” por lo que ha de acudir allí donde su presencia sea requerida, cuando así lo refrende el Gobierno, responda a los intereses comunes o suponga un refuerzo para la proyección internacional del país. No obstante, Zarzuela no ha respondido oficialmente a los vetos que llegan desde Cataluña.

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, reiteró este mismo martes que el ejecutivo catalán no tramitará invitación al Rey al primer aniversario de los atentados en Cataluña del pasado agosto, y ha remarcado que, a su juicio, ninguna normativa les obliga a invitar al monarca. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern, Artadi no ha manifestado objeción en que acuda a la conmemoración el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, como ya le trasladó el lunes al presidente catalán, Quim Torra. En cambio, el Govern se niega a invitar al monarca.

Artadi ha explicado que, como la Generalitat estuvo meses intervenida por el 155, es el Ayuntamiento de Barcelona, gobernado por Ada Colau, quien ha podido “avanzar trabajo” en la preparación de la conmemoración de los atentados, tareas a las que se ha sumado últimamente el conseller de Interior, Miquel Buch. En esta organización compartida, solo la Generalitat ha verbalizado su rechazo a invitar al Rey, a falta de saber si lo subscribirá la alcaldesa Ada Colau, quien ha dicho, de momento, que no permitirá “ninguna politización del acto, venga de donde venga”.

En esta misma línea, Artadi ha subrayado que la voluntad del Govern es también que los políticos no sean “los protagonistas”, para así “dejar espacio” a las familias de las víctimas y a todos aquellos que participaron en la asistencia de los damnificados por los atentados.

RELACIONADO