Detenidos en Turquía 235 miembros de una secta acusada de abusos sexuales

Su líder es un polémico telepredicador islamista que tiene un programa en el que aparece acompañado de jóvenes apuestos y chicas jóvenes, que realizan bailes provocativos y que el propio líder llama "gatitos".

La policía de Turquía ha detenido este miércoles a Adnan Oktar, un excéntrico telepredicador islamista de 62 años, acusado de abusos sexuales de menores, abducción, chantaje y espionaje, según ha informado la edición electrónica del diario Hürriyet. Los agentes lo arrestaron en su palacio, que le fue confiscado junto a un elevado número de armas y vehículos blindados.

Además, fueron detenidos 234 colaboradores de Oktar, todos ellos sospechosos de tener vínculos con el culto del polémico religioso. La intervención policial se produjo tras varias denuncias de personas que afirmaron haber sido chantajeadas y amenazadas tras abandonar el culto de Oktar, señala Hürriyet.

Es el caso de un hombre turco residente en Austria, que aseguró que el líder “lavó el cerebro” a sus dos hijas adolescentes. Oktar es conocido en toda Turquía por presentar un programa de televisión en la cadena religiosa turca A9 TV.

En su show, Oktar aparece siempre acompañado de jóvenes apuestos y chicas jóvenes, que realizan bailes provocativos y que el propio líder llama “gatitos”. Durante el programa, telepredicador realiza discursos que abordan temas variados, no solo religiosos, desde teorías científicas hasta teorías de la conspiración.

Su opulento estilo de vida y el modo en el que conduce su show televisivo, le ha costado a Oktar varias sanciones del Consejo Superior de Televisión por Radio el país (RTUK), además de críticas de círculos conservadores islamistas.

Oktar, que se dio a conocer primero tras publicar una serie de libros bajo el pseudónimo “Harun Yhya”, en los que habla sobre la creación y criticaba la teoría de la evolución, fue detenido ya en la década de los 1980 y recluido en un manicomio.

En 1999 fue arrestado de nuevo pero, tras dos años de juicio, se retiraron los cargos en su contra y quedó en libertad.