Wikipedia ‘echa el cierre’ por la propuesta de derechos de autor de la Eurocámara

El Parlamento Europeo vota hoy para que los proveedores de internet puedan filtrar los contenidos que suben los usuarios

Wikipedia ha cerrado sus servicios en español de forma temporal como protesta ante la propuesta que votará el Parlamento Europeo este jueves 5 de julio para reformar el reglamento comunitario de protección de datos (RGPD) en los artículos 11 y 13. La enciclopedia ‘online’ en su versión en español, francés e italiano ha permanecido oscurecida todo este miércoles y lo hará hasta que se vote este jueves la propuesta, como ha anunciado a través de un comunicado en su web.

La propuesta de reforma del RGPD que el Parlamento Europeo vota el jueves incorpora el artículo 13 del RGPD, y establece la obligación para las plataformas proveedoras de internet de establecer un filtrado a través de un sistema automático de todos los contenidos que suben los usuarios. El objetivo es detectar localizar material que infrinja las leyes de ‘copyright‘.

La propuesta de la UE también establece obligaciones de transparencia para las empresas de internet, incluyendo incluso pagos a los creadores para “reforzar su posición negociadora“, así como una reforma del artículo 11 del RGPD, de tratamiento de datos sin identificación.

Wikipedia considera que la aprobación de la reforma de la ley comunitaria de derechos de autor “dañaría significativamente la internet abierta que hoy conocemos” al imponer “nuevos filtros, barreras y restricciones para acceder a la web”, como explica en el comunicado.

Según la compañía, “acciones como el compartir una noticia en las redes sociales o el acceder a ella a través de un motor de búsqueda se harían más complicadas en internet”. La propia enciclopedia ‘online’ estaría en riesgo, añaden. La propuesta también podría afectar a contenidos como las citas y parodias, así como ‘memes’ y remezclas de canciones.

Wikipedia ha llamado a los parlamentarios europeos a votar en contra del texto actual y ha propuesto “la eliminación de los artículos 11 y 13, la extensión de la libertad de panorama a toda la UE y la preservación del dominio público”.

Además de Wikipedia, esta reforma ha suscitado la oposición de personalidades de la web como el creador de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, y el pionero de internet Vinton Cerf, así como 169 académicos y 145 organizaciones por los derechos humanos, la libertad de prensa, la investigación científica y el desarrollo tecnológico.

El artículo 13 ha motivado la creación de una campaña de oposición bajo el lema ‘Save yout Internet’ (salva tu Internet), que cuenta con el apoyo de la Asociación de Internautas, Creative Commons, Wikimedia o Civil Liberties Union for Europe, entre otros.

Según defiende la Asociación de Internautas, la detección automática del contenido dará lugar a errores en el caso de citas o parodias, ‘memes’ y remezclas de canciones. La reforma de esta Directiva es considerada como una seria censura a la libertad de expresión, como ha informado en un comunicado.

Tampoco se han mostrado muy contentos con la normativa las grandes compañías de internet. Y es que, para asegurar ese control de protección de los derechos de autor, las grandes plataformas como Google y Facebook deberán escrutar de forma sistemática el contenido que suben los usuarios, una medida que implicará costes adicionales también para el desarrollo tecnológico de esas herramientas.

Los eurodiputados votarán a favor o en contra de la postura con respecto a esta propuesta que aprobó el pasado 20 de junio la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara. Si la respalda, los negociadores del Parlamento Europeo podrán comenzar las negociaciones con el Consejo de la UE, la institución comunitaria que representa a los Estados miembros.

Por el contrario, si el pleno de la Eurocámara no da su visto bueno a esta posición, el inicio de las conversaciones con el Consejo se retrasará al menos hasta septiembre, cuando está previsto que la Cámara debata de nuevo y apruebe unas nuevas líneas rojas de cara a la negociación.

En cualquier caso, incluso si una mayoría de eurodiputados apoya la nueva normativa de Bruselas no significaría que las reglas queden aprobadas, puesto que todavía deberían ser pactadas con los Estados miembros antes de que puedan entrar en vigor en una etapa posterior.

No obstante, las enciclopedias en línea no comerciales como Wikipedia, pese a las protestas, y las plataformas de ‘software’ libre como GitHub quedarán exentas de esta obligación.

Amenazas de muerte a los eurodiputados

En esa línea, los ponentes de la nueva directiva europea de derechos de autor aclararon este miércoles que plataformas como Wikipedia no se verán afectadas por la nueva normativa. 

Los eurodiputados, liderados por el cristianodemócrata alemán Axel Boss, quisieron este miércoles, en la víspera del voto en el pleno de la Eurocámara para confirmar el mandato de negociación, desmontar la “campaña de noticias falsas” que aseguran están llevando a cabo los grandes portales de internet como Google.

“Nos enfrentamos a una campaña muy malintencionada y cargada de argumentos falsos, como que la futura normativa puede afectar a Wikipedia, una plataforma que se excluye expresamente”, señaló Voss, que explicó junto a otros ponentes en la sombra de distintos grupos políticos que la normativa pretende que “los autores en internet reciban un pago justo por sus contribuciones”.

Voss y otros eurodiputados como Helga Trüpel o Virginie Rozière denunciaron haber recibido incluso “amenazas de muerte” y haber sabido de supuestas prácticas de lobby en los medios de comunicación sobre Google enviando su argumentario en contra de la nueva normativa a los principales diarios franceses, de los que es anunciante.

“Simplemente queremos que quienes crean contenido reciban su parte, queremos proteger a los autores en el mundo virtual como ya sucede en el mundo real. Pero las grandes tecnológicas no parecen dispuestas a dejar de hacerse multimillonarias”, señaló Rozière.

El compositor, cantante y guitarra de Los Beatles Paul McCartney ha enviado una carta a todos los miembros del Parlamento Europeo para que mañana apoyen una normativa de Copyright que no se ponía al día desde el año 2000 y que cree apoyará a los autores y artistas europeos.