El Gobierno saca adelante su lista para renovar el Consejo de RTVE gracias al apoyo de PDeCAT y ERC

El fiasco del pasado lunes, cuando el Gobierno no consiguió sacar adelante la propuesta para renovar el Consejo de Administración de RTVE que había pactado con Podemos y el PNV no se ha repetido este miércoles. Entonces, necesitaba el apoyo de dos tercios de la Cámara pero se quedó muy lejos incluso de la mayoría absoluta al conseguir solo el respaldo de 150 diputados. Ahora, necesitaba mayoría absoluta y que su propuesta fuera avalada al menos por cuatro grupos parlamentarios. El viraje del PDeCAT y de ERC, que han votado afirmativamente, le ha permitido cumplir los requisitos. Además, el pleno ha convalidado el decreto ley del Gobierno para renovar RTVE de forma urgente y transitoria.

El Congreso ha elegido a los seis miembros del Consejo de Administración de RTVE que le corresponde designar en una votación que ha respaldado PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC y PDeCAT y que no han apoyado PP ni Ciudadanos, formación esta última que ni siquiera ha participado en el pleno. Los candidatos han superado por un sólo voto el umbral mínimo de 176 votos y los elegidos son Tomás Fernando Flores, que se perila como presidente de la corporación, Rosa María Artal, Cristina Fallarás, Juan José Baños Loinaz, Concepción Cascajosa Virino y Víctor Sampedro Blanco.

El apoyo de los independentistas catalanes ha sido esencial para reproducir una mayoría casi idéntica a la que permitió que prosperara la moción de censura que derribó al Gobierno de Mariano Rajoy e hizo presidente a Pedro Sánchez. El diputado del PDeCAT Jordi Xuclá ha confirmado la intención de su partido de avalar la lista impulsada por el Ejecutivo y el diputado de ERC, Joan Tardá, más reticente al cambio de postura, ha hecho lo mismo nada más llegar al pleno.

Tardá, que el lunes no había superado el enfado por el voto negativo de los socialistas a una moción de los republicanos pidiendo un diálogo “sin condiciones” para restablecer los puentes entre Madrid y Barcelona, dejó caer el martes que podría modificar su criterio tras escuchar a la vicepresidenta, Carmen Calvo, defender un “diálogo sin cortapisas”. Y este miércoles ha sido testigo de la declaración definitiva para que se produjera el cambio. "Asumimos no solo necesidad sino el derecho de los presidentes de exponer lo que consideren pertinente", ha dicho la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, durante su comparecencia para exponer las líneas maestras de su departamento.

Batet es la encargada de negociar con la consejera de Presidencia, Elsa Artadi, el orden del día del encuentro que Pedro Sánchez celebrará el próximo lunes con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Antes que ella,  ha comparecido en el Congreso el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien también ha defendido que en la reunión se pueda hablar de todo, incluido el referéndum, aunque el Gobierno ha dejado claro que el derecho de autodeterminación no es negociable porque no lo contempla la Constitución española.

Una vez elegidos los seis consejeros que le corresponde designar al Congreso, faltan los cuatro que han de ser votados por el Senado. La Cámara alta tiene previsto celebrar una nueva votación este jueves sin posibilidad alguna de que salgan adelante ni la lista del PP ni la confeccionada por el PSOE, Podemos y el PNV. Los ‘populares’, que tienen mayoría absoluta de senadores, se han desvinculado de todo el proceso de renovación urgente del Consejo de RTVE impulsado por el Gobierno socialista a través de un decreto ley, contra el que han anunciado la presentación de un recurso de inconstitucionalidad.

El PP podría imponer a sus candidatos gracias a esa mayoría absoluta si no fuera indispensable contar además con el apoyo de cuatro grupos. Por su parte, la lista de PSOE, Podemos y PNV necesitaría una mayoría absoluta con la que no cuentan. Por ello, es muy posible que finalmente desistan de presentar a sus candidatos y se suspenda el pleno extraordinario, dejando esta elección en manos del Congreso. Y es que el decreto aprobado por el Gobierno y convalidado este miércoles establece que si el Senado no es capaz de designar a los cuatro consejeros que le corresponden, será la Cámara Baja la que proceda a su nombramiento. En concreto, el pleno del Congreso tendrá que someter a votación los candidatos propuestos en la Cámara alta, y serán elegidos si reciben el apoyo de dos tercios en primera vuelta o mayoría absoluta en la segunda, que se celebraría pasadas 48 horas.

Los candidatos propuestos por PSOE, Podemos y PNV eran Ana Isabel Cerrada, Fernando López Agudín, Josep-Lluis Micó y Juan Tortosa. Mientras, la lista del PP estaba compuesta por José Luis Peñalosa, Carmen Sastre, y Jenaro Castro, quedando excluida María del Carmen Martín, al no presentarse en la mañana del martes ante la Comisión de Nombramientos, que consideró a todos idóneos.

Calvo defiende la necesidad de que RTVE recupere su independencia

Por lo que se refiere al decreto en el que se basa esta renovación de RTVE, su convalidación ha sido defendida en el pleno de este miércoles por la vicepresidenta, Carmen Calvo, quien ha pedido el apoyo de los grupos a una solución que ha definido como "puntual y transitoria", hecha con voluntad "constructiva" para que el ente público pueda recuperar la "independencia y el pluralismo". A su juicio, se trata de "evitar una situación de vacío y de inoperancia" generada después de que el mandato de los diez miembros del Consejo de Administración, incluido el presidente, que ni siquiera "podía continuar en funciones", haya expirado ya. Una situación que es consecuencia directa del "bloqueo parlamentario que ha impedido" la puesta en marcha de la renovación de RTVE mediante un concurso público, tal y como aprobó el Congreso en septiembre del año pasado, cuando dio un plazo de tres meses para hacerlo que concluía en diciembre "y ya estamos en julio".

"La voluntad de este real decreto es una voluntad constructiva para desbloquear esta situación y dar un solución transitoria y puntual para que la corporación pueda funcionar con normalidad hasta la puesta en marcha del concurso publico", ha reiterado. Y ha subrayado, no resolver esta situación "causaría un daño grave" a los profesionales de RTVE y a los "instrumentos públicos financiados por los recursos de todos los españoles". "Los ciudadanos merecen una radio y una televisión en una situación de plena normalidad", ha considerado.

Calvo ha repasado la trayectoria de la corporación en los últimos años, que alcanzó los mejores "resultados que haya conocido nunca" en cuanto a pluralidad e independencia cuando el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero impuso un modelo que establecía una mayoría de dos tercios en el Parlamento para elegir su cúpula. "Ése es el modelo que queremos volver a recuperar", ha destacado la también ministra de Relaciones con las Cortes y de Igualdad.