Puigdemont traslada al PDeCAT que no quiere dirigir el partido por su situación actual

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha trasladado a la dirección del PDeCAT que no optará a presidir el partido, pese a la propuesta que le hizo la semana pasada la coordinadora general, Marta Pascal, para que asumiera este cargo. La formación celebrará una asamblea nacional entre el 20 y el 22 de julio y Pascal tiene previsto presentarse a la reelección.

Según publica ‘Nació Digital’, el expresidente ha argumentado que por su situación actual -reside en Alemania a la espera de que la justicia de ese país decida si lo extradita a España por un delito de malversación por el 1-O-, prefiere no asumir esta responsabilidad en el partido. “El presidente entiende que dada su situación personal y judicial no es momento de asumir esta responsabilidad”, explican desde el PDeCAT, partido que ahora deberá buscar una alternativa para presidir la formación, ya que su actual titular, Neus Munté, ya anunció que dejaría el cargo próximamente.

La intención de Pascal era que Puigdemont se uniera a la nueva estructura organizativa como presidente, es decir, con la misma responsabilidad que tuvo en su momento Artur Mas y a la que renunció para “no frenar” el proyecto de Junts per Catalunya, la lista con la que su sucesor al frente de la Generalitat concurrió a las elecciones de diciembre de 2017. Por eso, pese a las explicaciones que ha dado Puigdemont, pesa más la idea de que él nunca consideró el partido como una herramienta fundamental para conseguir sus objetivos políticos, hasta el punto de estar dispuesto a sacrificar sus siglas en aras de su propia candidatura.

Ahora, habrá que ver qué ocurre de cara a las elecciones municipales del próximo año. Parece que el PDeCAT trata de reorganizarse con la mirada puesta en la cita con las urnas de 2019, mientras que no parece probable que los actuales dirigentes de JxCat, incluido Puigdemont, estén dispuestos a renunciar a su marca.