Wimbledon

Muguruza y Nadal comienzan ante Broady y Sela su camino en Wimbledon

Teóricamente, rivales asequibles para las mayores esperanzas del tenis español sobre la hierba londinense

Los tenistas españoles Garbiñe Muguruza y Rafa Nadal comenzarán este martes su andadura en el torneo de Wimbledon, tercer ‘Grand Slam’ de la temporada y en el que la primera tendrá la responsabilidad añadida de defender título.

Los dos principales favoritos de la ‘Armada’ en el All England Tennis jugarán en la Pista Central y lo harán de forma correlativa, con la hispano-venezolana abriendo la acción a las 14.00, hora peninsular española, y con el balear jugando a continuación.

Muguruza, que parte como tercera cabeza de serie en la cita, empezará la defensa de su brillante título del año pasado ante la local Naomi Broady, actual 138 del mundo del ranking de la WTA y a la que únicamente se midió hace siete años en un torneo de categoría ITF con victoria suya por 7-5, 6-2.

La de Caracas espera volver a brillar en Londres, donde ya ha disputado dos finales, la del año pasado con victoria ante Venus Williams, y la de 2015, perdida ante Serena Williams, mientras que en el resto de cuatro visitas no ha pasado de la segunda ronda.

Muguruza firmó un gran Roland Garros, donde la rumana Simona Halep le dejó a las puertas de la final, pero en la hierba no ha tenido demasiado rodaje competitivo, cayendo en la segunda ronda de su único torneo, el de Birmingham (Inglaterra), ante la checa Barbora Strycova (6-2, 6-4).

Por su parte, Nadal inicia su andadura en Wimbledon, justo a punto de cumplirse diez años de su histórica victoria ante el suizo Roger Federer en su recordado 2008. El primer rival del balear será el israelí Dudi Sela, al que ha batido en sus dos anteriores enfrentamientos en el Abierto de Australia de 2015 (6-1, 6-0, 7-5) y en el Masters 1.000 de Miami del año pasado (6-3, 6-4).

De este modo, el segundo cabeza de serie del torneo, que se ha preparado en Mallorca y no ha jugado ningún torneo tras darse de baja de Queens para reponerse de la dureza de la gira de tierra, partirá como favorito ante el actual 127 del mundo, primera piedra de un camino que no se presenta muy complicado y que el once veces ganador de Roland Garros espera superar después de varios reveses en el torneo donde también ganó en 2010. En 2011 perdió la final ante Novak Djokovic y desde entonces en sus cinco siguientes visitas no ha pasado de octavos.