Solo Salma Hayek se deja ver en la boda de Kimbal Musk en Empúries

El hermano del propietario de Tesla, Elon Musk, ha celebrado su boda en el entorno grecorromano de Empúries

La actriz mejicana Salma Hayek es la única estrella de Hollywood que se ha dejado ver este sábado entre los invitados a la boda de Kimbal Musk, hermano del propietario de Tesla, Elon Musk, en el recinto grecorromano de Empúries, y en la que se esperaba la presencia del expresidente de EEUU Barack Obama.

De hecho, todo lo que rodea a esta ceremonia ha estado marcado por el secretismo y las medidas de seguridad, que ha mantenido la incógnita sobre las celebridades asistentes al evento, aunque se han filtrado algunos nombres de eventuales invitados, como los del actor Will Smith y la cantante Beyoncé.

Unas medidas de seguridad que ayer llevaron a cortar el acceso al pueblo limítrofe de Sant Martí de Empúries y que han motivado que hoy sábado se haya cerrado excepcionalmente a las 17 horas el acceso a las ruinas arqueológicas.

A partir de las 17:30 horas han empezado a entrar en el recinto de Empúries numerosos coches de alta gama, la mayoría con los cristales tintados, lo que ha impedido reconocer la identidad de los asistentes a la ceremonia.

Tampoco los vecinos y comerciantes del pueblo han querido explicar detalles de los preparativos de la boda, tras haber firmado un contrato de confidencialidad que les compromete a mantener en secreto lo ocurrido estos días en la localidad.

La boda, que tiene lugar este atardecer, unirá a Kimbal Musk junto a la millonaria tejana Christiana Wyly, en un evento en el que está previsto que acudan cerca de 300 invitados.

Unas 150 personas, entre ellas familiares y amigos de los novios, se alojan desde ayer en el Hostal Empúries de L’Escala, con las reservas para el evento hechas desde hace un año, según han informado a Efe responsables del establecimiento.

Asimismo, este mediodía los invitados han asistido a una comida en el Bistro del Mar, el restaurante del hotel donde se alojan, y mañana está previsto que se celebre un ‘brunch’ para unos 250 invitados a la boda.

Salma Hayek, que se aloja en este establecimiento de la Costa Brava, situado a escasos metros del recinto grecorromano, ha sido la única celebridad que ha acudido andando hasta la puerta de acceso para los invitados a la boda, momento en que se ha podido captar su imagen.

Durante esta tarde, numerosos turistas que han acudido hasta el lugar se han mostrado desconcertados por el temprano cierre del recinto de Empúries, mientras numerosos curiosos se han acercado por si podían ver entrar a la familia Obama o a alguna estrella del cine o de la música.