El Gobierno asegura que en la detención de Puigdemont no participaron agentes españoles

La Policía publicó un tuit el día del arresto en el que aseguraba que la operación había sido posible "gracias a una operación coordinada de los agentes de Información de Policía y el CNI"

El Gobierno de Pedro Sánchez ha asegurado en una respuesta parlamentaria que en el dispositivo de detención en Alemania del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont “no participaron medios técnicos ni humanos españoles”.

La respuesta por escrito la ha difundido este viernes en su cuenta de Twitter el senador de Bildu Jon Iñarritu, que ve contradicción entre esta versión y la que dio la Policía Nacional en esta misma red social el 25 de marzo, cuando fue detenido en Alemania Carles Puigdemont.

“Gracias a una operación coordinada de los agentes de Información de Policía y el CNI, Puigdemont ha sido detenido en Alemania”, publicó en Twitter la Policía.

Fuentes policiales informaron del arresto materializado gracias a la cooperación entre la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (BKA) y la Policía Nacional española, concretamente la Comisaría General de Información y la División de Cooperación Internacional, en coordinación con el CNI.

En su respuesta, con fecha de 28 de junio de 2018, el Ejecutivo detalla las comunicaciones con las autoridades alemanas en relación con la petición de arresto de Puigdemont, subrayando que se “siguieron en todo momento los protocolos habituales de trabajo cuando existe una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) y Orden Internacional de Detención (OID) activa y están amparadas por las pertinente órdenes judiciales”.

“En relación con la actuación concreta de la detención, las autoridades alemanas son soberanas para actuar en su territorio en cumplimiento de una OEDE/OID, adoptando las medidas que estimen pertinentes”, señala el Gobierno.

Puigdemont lleva siete meses huido de la Justicia española, que lo reclama en el marco de la causa abierta en el Tribunal Supremo por el magistrado Pablo Llarena. Recaló en Bélgica y puntualmente ha viajado a otros países. El pasado 25 de marzo fue detenido en un área de servicio alemana en un viaje por carretera desde Finlandia, a donde había acudido para dar una conferencia.

En una decisión cuestionada desde España, el Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein rechazó la petición formulada por la Fiscalía alemana que, de acuerdo a la euroorden emitida por el Tribunal Supremo español, pidió a la corte territorial que mantuviera a Puigdemont en prisión provisional por el riesgo de fuga.

Este tribunal alemán rechazó la entrega por el delito de rebelión aunque aún no ha resuelto si entrega al expresidente catalán para que sea juzgado en España.

El pasado mes de abril, la Policía alemana rechazó recibir una condecoración de las autoridades españolas por haber detenido a Carles Puigdemont en su territorio tras negarse a facilitar a sus homólogos españoles la identidad de los agentes que participaron en el dispositivo.