Orange se lanza a la comercialización en España de las tarjetas eSIM

La tecnología eSIM está llamada a transformar la forma en que la gente se comunica, añadiendo nuevos usos en dispositivos existentes, facilitando la conexión a otros nuevos y proporcionando una experiencia mejorada de suscripción

Orange ha empezado a comercializar por primera vez en España la tarjeta eSIM, una tecnología mediante la cual un chip integrado en los dispositivos sustituye a las SIM tradicionales, dentro de su oferta MultiSIM, que permite a sus clientes compartir el número móvil y el bono de datos 4G de la línea principal en varios dispositivos.

En un comunicado, Orange informa de que ya tiene disponible la infraestructura necesaria para poder distribuir digitalmente a sus clientes las tarjetas eSIM compatibles con el estándar fijado por la GSMA, la asociación de la industria móvil, que son necesarias para el acceso a la red sin necesidad de usar una SIM tradicional.

“Gracias a esta infraestructura, Orange pone a disposición de sus clientes particulares, autónomos y pequeñas empresas todas las ventajas de la tecnología eSIM, adelantándose una vez más a sus competidores”, afirma la compañía.

En concreto, detalla que permitirá a sus usuarios activar autónomamente una eSIM, simplemente accediendo a área de clientes. De esta manera, podrán conectar en cualquier momento y desde cualquier lugar y en solo unos minutos cualquier dispositivo compatible con este estándar a la red móvil de Orange, a través de un proceso de contratación “autónomo, tremendamente ágil y 100% digital”.

En este sentido, añade que tras un piloto precomercial en 2016 con el primer ‘smartwatch’ eSIM, Orange lanza ahora la versión eSIM del reloj deportivo Huawei Watch 2 4G y adelanta que en los próximos meses se irán incorporando más dispositivos.

Orange resalta que la tecnología eSIM está llamada a transformar la forma en que la gente se comunica, añadiendo nuevos usos en dispositivos existentes, facilitando la conexión a otros nuevos y proporcionando una experiencia mejorada de suscripción y uso de los servicios futuros de comunicaciones móviles.

A este respecto, agrega que las ventajas que ofrece frente a la SIM física acelerarán su introducción en objetos conectados y, más tarde, en los smartphones. Gracias a la eSIM, los clientes podrán activar online sus servicios de comunicaciones de forma inmediata y evitando errores, al mismo tiempo que, al ocupar un espacio reducido, se mejora el diseño en los dispositivos actuales y se podrán conectar otros cada vez más pequeños y con el mismo nivel de seguridad.