Sánchez responde a Cs con un rotundo NO sobre si va a romper la caja de la Seguridad Social

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este miércoles en el Pleno del Congreso que cumplirá con la Constitución y el Estatuto de autonomía de Gernika y que no transferirá al País Vasco la gestión de la Seguridad Social. Todo ello tras la insistencia del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quien en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja ha vuelto a preguntar al jefe del Ejecutivo si va a a ser "el primer presidente que rompa la caja de las pensiones" y traspase su gestión a la Comunidad Autónoma vasca.

El jefe del Ejecutivo ha afirmado que cumplirá con la Constitución y con el Estatuto de Autonomía de Guernica, al tiempo que garantizará “la dignidad y sostenibilidad del sistema público de pensiones”.

Rivera ha preguntado al presidente si el acuerdo con el PNV supondrá la cesión de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, incluyendo la recaudación y control de las cotizaciones sociales y otros recursos financieros del sistema.

El líder de Ciudadanos le ha interpelado sobre “la ruptura de la caja de la Seguridad Social, de las pensiones, del esfuerzo, del trabajo, de lo que es de todos”, y le ha recordado que “hay gente pagando hoy cotizaciones para jubilarse y quiere tener los mismos derechos en Madrid, en Barcelona o en País Vasco”.

Ha añadido que éste “es un tema que no es de incumbencia suya y del señor Urkullu, sino de todos los españoles”. “¿Sí o no? ¿Va a ser usted el primer presidente que rompa la caja de las pensiones? ¿Sí o no? Contésteme, ¿Sí o no?”, ha insistido Rivera.

“Señor Rivera: No”, ha respondido Sánchez, quien ha asegurado que lo que pretende hacer el Gobierno es resolver el déficit de ingresos de la Seguridad Social y garantizar pensiones dignas, “no como hizo el Gobierno que apoyó en últimos dos años”. “¿Qué problema tiene en recuperar la universalización de la sanidad pública y que garanticemos el sostenimiento de la Seguridad Social?”, le ha preguntado Sánchez, al tiempo que ha asegurado que la política fiscal del Ejecutivo va a ser “progresista”. Asimismo, ha señalado que el Gobierno “aplaude” el principio de acuerdo salarial alcanzado esta semana entre los interlocutores sociales “que implica una subida del SMI, a lo que tradicionalmente se han opuesto” desde Ciudadanos.

Sánchez ha criticado también a Ciudadanos por oponerse a la creación de impuestos finalistas para complementar las cotizaciones de la Seguridad Social y a aumentarlos. “Todo lo fían a un contrato laboral precario y a un modelo laboral precario”, ha añadido Sánchez.