La ministra de Justicia asegura al PP que evitará el uso partidista y político de la Fiscalía

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha asegurado hoy al PP que "va a evitar el uso partidista y político" de la Fiscalía General del Estado para evitar que organismos internacionales "tiren de las orejas" a España y le ha acusado de intentar "sembrar dudas" sobre la institución. Delgado ha respondido así en el pleno del Congreso al diputado del PP Rafael Merino, quien ha estimado que la ministra pone a la Fiscalía "en el ojo del huracán" al proponer para dirigirla a María José Segarra, fiscal jefe de Sevilla y amiga suya.

El diputado popular le ha preguntado si la independencia del Ministerio Fiscal está garantizada ante esa “amistad manifiesta” y Delgado le ha acusado de querer “plantar la semilla de la duda”, tratar de “manchar el trabajo de los fiscales” y buscar “una coartada para cuestionar” la actuación de Segarra en el futuro. “La autonomía de la nueva fiscal general del Estado está plenamente garantizada”, ha asegurado Delgado.

El objetivo del Gobierno, ha añadido, es dotar de herramientas a jueces y fiscales para que su independencia y autonomía esté garantizada y “evitar que nos vuelvan a tirar de las orejas, nos vuelvan a sacar los colores por la falta de transparencia del anterior gobierno con la Fiscalía General del Estado”.

Se refería con estas palabras al último informe anual del Grupo de Estados contra la Corrupción (Greco) del Consejo de Europa, que tomó nota de que en el Congreso se estaba analizando cómo mejorar la autonomía de la Fiscalía, pero consideraba que la comunicación entre el fiscal general y el Gobierno debe realizarse de manera transparente, por escrito y con una publicidad adecuada.

El diputado del PP ha recordado a Delgado la dimisión en 2009 de Mariano Fernández Bermejo tras publicarse que había participado en una cacería aparentemente sin licencia y “junto a determinadas amistades”, en referencia al juez Baltasar Garzón, y ha considerado que “parece mentira” que con el gran número de profesionales que existe haya propuesto para el cargo a una amiga suya.

A su juicio, Delgado no es consciente de que ante cualquier decisión que tome la Fiscalía se analizará si es independiente o “una correa de transmisión” de las políticas del Gobierno y, en ese contexto, le ha preguntado si “su amiga” seguirá persiguiendo a “los golpistas independentistas” o cambiará de criterio.

La ministra también ha sido preguntada por el diputado del PP Pablo Matos por la propuesta que hizo Pedro Sánchez cuando era líder de la oposición de reformar el delito de rebelión para adaptarlo a las tensiones secesionistas en España. Delgado ha respondido que se trata de abrir un debate “sosegado, tranquilo” y “con el máximo de los consensos” con el objetivo de defender la Constitución española.