Ferrovial saca de Reino Unido su ‘holding’ internacional por el Brexit

Lo traslada a Ámsterdam para garantizar que siga bajo la legislación comunitaria europea

Ferrovial ha sacado de Reino Unido la sede de la sociedad ‘holding‘ que integra las actividades internacionales del grupo como consecuencia de las incertidumbres que genera el proceso de ‘Brexit‘ abierto en el país para salir de la UE, según confirma la compañía.

De esta forma, el grupo que preside Rafael del Pino ha trasladado la sede de esta firma, hasta ahora situada en Oxford, hasta Amsterdam, con el fin de que “garantizar que sigue bajo el paraguas de la legislación comunitaria europea“, tal como adelanta el diario ‘Expansión’ en su edición de este martes.

Ferrovial asegura que este traslado no tiene impacto alguno ni en el empleo ni en sus actividades en el Reino Unido, actual primer mercado de la empresa por delante de España.

El cambio de la sede del ‘holding’ internacional tiene no obstante lugar después de que el grupo, ante su última junta de accionistas, manifestara su intención de reducir proporcionalmente su actividad en Reino Unido ante la “incertidumbre” y el “complejo entorno” que se registran en el país como consecuencia del Brexit.

El consejero delegado, Íñigo Meirás, apuntó la necesidad de “ser más prudentes” a la hora de seleccionar proyectos en este mercado por el “complicado entorno” que presenta, “especialmente en servicios”.

De su lado, Del Pino indicó que Ferrovial analiza constantemente la situación de Reino Unido por el proceso de segregación de la UE en que está inmerso para determinar “si es preciso tomar medidas adicionales”.

El presidente del grupo recordó que tras el referéndum del Brexit la compañía decidió no aumentar su presencia en el país, en el que el impacto que han tenido hasta ahora ha sido el derivado de la depreciación de la libra respecto al euro.

No obstante, analizamos continuamente la situación por si vemos la necesidad de tomar medidas adicionales“, indicó Del Pino ante la junta, celebrada a comienzos del pasado mes de abril.

Así, en la asamblea, los dos primeros ejecutivos no mencionaron por vez primera a Reino Unido como mercados estratégicos para el crecimiento de Ferrovial, que, según indicaron, se centrará en sus otros tradicionales mercados foráneos, Estados Unidos y Canadá, y en el nuevo, Australia.

En 2017, Reino Unido aportó el 32% de las ventas totales de Ferrovial y el 37% de su beneficio bruto de explotación (Ebitda). El grupo tiene en el país actividad de construcción y servicios, y también de concesiones, dado que ostenta allí una de sus ‘joyas de la corona’, la participación del 25% en el aeropuerto de Londres Hethrow, además de un 50% en otros tres aeródromos regionales (Aberdeen, Glasgow y Southampton).

Precisamente, el cambio de sede coincide con la obtención del ‘visto bueno’ del Parlamento británico para la ampliación de Heathrow, un proyecto demorado desde hace décadas que supone la construcción de una tercera pista y está presupuestado en unos 14.000 millones de libras (unos 15.900 millones de euros).

Asimismo, tiene lugar después de que Ferrovial incurriera en pérdidas al cierre del primer trimestre del año por la provisión de 208 millones de libras (unos 236 millones de euros) realizada ante la discrepancia que mantiene con el Ayuntamiento de Birmingham sobre el contrato de servicios de rehabilitación y mantenimiento de infraestructuras de la ciudad.