España asumirá la misión de la UE contra la piratería en Somalia

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, ha anunciado este lunes en declaraciones a los medios que el cuartel general de operaciones de la misión Atalanta, la operación de la UE de seguridad marítima en el Océano Índico, estará en la base naval de Rota a partir de marzo de 2019, cuando Reino Unido tenga que dejar el mando tras el Brexit.

“La operación permite desarrollar la seguridad marítima, la protección al programa mundial de alimentos. Queremos seguir trabajando en la protección al sector pesquero y medioambiental y nuestro compromiso con el Cuerno de África, por lo que es un paso muy importante”, ha afirmado la ministra durante el Consejo de Exteriores y Defensa en Luxemburgo.

Robles ha recalcado el “contenido político del compromiso del Gobierno español en todas aquellas operaciones que permitan garantizar la libertad, la seguridad y el ejercicio de los derechos en este caso en el mar en la zona de África“.

La propuesta de España se presentó de manera conjunta con Francia, que albergará el Centro de Seguridad Marítima para el Cuerno de África en la base de Brest. Competía con Roma que ya lleva ahora el control de la Operación Sophia contra el tráfico de personas en el Mediterráneo.

La ministra ha evitado pronunciarse sobre los costes, aunque ha descartado que vaya a producirse un incremento. “Los estudios dicen que lo que se pierde por un lado, se ganará por el otro”, ha asegurado. De momento, el Ministerio de Defensa prevé invertir algo más de un millón y medio de euros en adaptar las infraestructuras a las nuevas funciones de la base de Rota.

La misión Atalanta fue lanzada por la UE en 2008 para luchar contra la piratería en las aguas de Somalia y proteger a los buques del Programa Mundial de Alimentos. Ahora la lidera Reino Unido desde su base de Northwood, pero dará el relevo a Rota una vez consumada su salida del bloque comunitario.