El grito de ‘¡No es abuso, es violación!’ vuelve a recorrer las calles de toda España

Colectivos y organizaciones feministas han convocado una nueva jornada de movilizaciones este viernes 22 de junio para protestar contra la libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros dictada para los cinco miembros de 'La Manada' condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual en los Sanfermines de 2016.

El movimiento feminista de Madrid ha convocado una concentración en la capital frente al Ministerio de Justicia a las 19.00 horas contra el sistema judicial “que ampara a violadores y desprotege a las mujeres”. La cita ha sido difundida a través de las redes sociales bajo el hashtag #AlertaFeminista, #SiNosTocanAUnaNosTocanATodas y #LaManadaSomosNosotras.

“A la calle, compañeras. Hay que responder”, señalan desde el Movimiento Feminista de Madrid. Precisamente, este colectivo ha sido el convocante de anteriores movilizaciones contra la sentencia que condenaba a los cinco miembros de la Manada por abuso sexual y les absuelve del de agresión. De hecho, el mismo día que fue publicado el fallo judicial, las feministas se lanzaron a las calles en varias ciudades españolas de forma improvisada para exigir justicia y expresar su indignación por la sentencia que resuelve que la mujer fue víctima de un abuso sexual y no de una violación.

Tras la decisión de la Audiencia de Navarra de poner en libertad a los cinco miembros de La Manada, se han difundido más convocatorias para manifestarse este viernes en ciudades como Pamplona o Zaragoza, además de en Madrid.

Además, casi medio millón de personas de toda España han firmado la petición abierta en la web change.org por una madrileña, María Fernanda Ampuero, para pedir que los cinco jóvenes sevillanos conocidos como ‘La Manada’ no salgan en libertad de forma preventiva, como ha decidido la Audiencia Provincial de Navarra.

La petición ha sido publicada poco después de las 19.00 horas, y de forma inmediata se han sumado a ella miles de personas, lamentando en el texto que “de nada sirvió que hasta en tres ocasiones el mismo Tribunal que hoy les deja en libertad rechazara esa medida por riesgo de fuga y reiteración delictiva”. Así, cita: “La rabia, la indignación, la vergüenza que sentimos es indescriptible. El mismo Tribunal que pudo elegir entre agresión y abuso y que optó por la que tenía la condena más leve, hoy que podía elegir entre dejarles en prisión o en la calle, ha decidido darles la libertad provisional”.

La autora de la petición lamenta que “la víctima de la Manada podríamos ser cualquiera de nosotras. Con esta libertad provisional el mensaje que vuelve a mandar la Audiencia de Navarra es claro: abusar sexualmente de una mujer puede salir ‘muy’ barato”. La petición ha recibido adhesiones desde toda España, y esta dirigida a la sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, la encargada de firmar la sentencia, que les deja en libertad provisional previo pago de 6.000 euros.