La fiscal pide juzgar ya a Rato por cobrar comisiones ilegales y el juez lo rechaza ‘de momento’

El juez de Instrucción número 31 de Madrid ha rechazado "por el momento" procesar al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato únicamente por las presuntas comisiones de 835.000 euros recibidas por publicidad de Bankia, al entender que están "íntimamente" relacionadas con otros delitos investigados. En un auto, el magistrado Antonio Serrano-Arnal descarta la petición de la Fiscalía Anticorrupción dados los vínculos de estas pesquisas con el supuesto fraude fiscal y el blanqueo de capitales que están siendo objeto de seguimiento en las distintas piezas separadas de las que se compone el caso.

Antes de que el juez se pronunciara, la Fiscalía Anticorrupción había solicitado al magistrado que concluya la investigación relativa a los contratos de publicidad de Bankia y dé el primer paso para sentar en el banquillo de los acusados al exvicepresidente del Gobierno y expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, por el delito de corrupción en los negocios ante el presunto cobro de esas comisiones irregulares.

La fiscal Elena Lorente pide en un escrito con fecha de 4 de junio, que el titular del Juzgado de Instrucción 31 de Madrid continúe el trámite de procedimiento abreviado -paso previo a la apertura de juicio oral- de esta pieza separada de la investigación sobre el presunto origen ilícito del patrimonio de Rato, por los contratos de publicidad firmados entre 2010 y 2011 y de los que cobró “comisiones carentes de justificación” a través de su sociedad Kradonara.

Según su relato de los hechos, el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) se sirvió “de íntimos colaboradores” tales como Miguel Ángel Montero, a quien introdujo en la entidad como asesor externo, su secretaria personal Teresa Arellano, y su amigo y “hombre de confianza” José Manuel Fernández Norniella, entonces vicepresidente y consejero de Bankia. A los efectos de garantizar el control absoluto por parte de Rato de todo lo relacionado con la publicidad y la comunicación de la antigua Caja Madrid también se atrajo a este círculo a su abogado Domingo Plazas, al exresponsable de Comunicación externa de Caja Madrid Miguel Robledo Gómez y a su colaboradora Beatriz Colomer. “Todos ellos constituyeron un auténtico grupo de presión dentro de la entidad financiera actuando como núcleo duro a las órdenes y en beneficio último de Rodrigo Rato”, reza el escrito de la fiscal.

En el escrito se precisa que Kradonara, la sociedad que Anticorrupción considera clave para los manejos de blanqueo y corrupción del ex ministro, ingresó comisiones enmascaradas como prestación de servicios de 474.000 euros en el ejercicio de 2010 y 360.608 en 2011. Esa sociedad fue la que el propio Rato desveló haber endosado a su secretaria sin el conocimiento de esta, cuando recibió el soplo de un “exalto dirigente del Partido Popular” de que el Gobierno lo quería meter en la cárcel. Así lo reconoció el propio exvicepresidente en el Congreso de los Diputados, cuando compareció ante la Comisión que investiga la crisis financiera.

Por lo que se refiere al caso que nos ocupa, Rato habría cobrado una abultada comisión de dos proveedores de Bankia (Publicis y Zenith), a cambio de darles contratos de publicidad, a través de Albisa Inversiones y Asesoramiento. Su administrador es Alberto Portuondo, considerado uno de los testaferros del antiguo dirigente del PP. Portuondo fue introducido en Bankia por Rato en 2010 y tuvo participación activa en el proceso de selección de aquellas sociedades en los “concursos” de publicidad que Caja Madrid-Bankia llevó a cabo para la difusión particularmente de la marca Bankia y de la salida a Bolsa de la entidad.

Portuondo mantenía desde 2008 negocios con Miguel Angel Montero, que a su vez ha sido administrador de muchas sociedades familiares vinculadas a Rato desde hace décadas. “A los fines del logro de comisiones de Rato se sirvió de íntimos colaboradores que, como Montero, han trabajado desde mucho tiempo atrás para él, así como de su secretaria, Teresa Arellano, a la que dio altas funciones ejecutivas dentro de la entidad financiera y a su amigo y hombre de confianza José Manuel Fernández Norniella, a quien nombró vicepresidente y consejero”.

De la instrucción judicial se desprenden indicios de que tanto la cúpula de Publicis como la de Zenith eran conocedoras de la irregular finalidad de las comisiones abonadas a la sociedad Albisa de Portuondo, colaborando activamente en los hechos por el cargo que ocupaban en las entidades referidas.

Por todo ello, Anticorrupción pide que se siga el procedimiento abreviado contra 18 investigados:

Rodrigo Rato Figaredo

José Manuel Fernández Norniella

Teresa Arellano Carpintero

Alberto Portuondo Coll

Miguel Ángel Montero Quevedo

Domingo Plazas Ruis

Miguel Ángel Furones

Francisco Xavier Olazabal

Sagrario Bua Rojas

Fabrizio Bini

Sergio Lorca Fernández

Fernando Rodríguez Varona

María Cándida Rodríguez Melcon

Santiago Álvarez del Manzano Sans

Beatriz Colomer García

Miguel Robledo Gómez

Publicis Comunicación España SL

Zenith Media SL

RELACIONADO