La OCDE avisa de que la tensión comercial amenaza con ralentizar recuperación

La organización llama a abordar de forma multilateral el problema del acero y su exceso de capacidad de producción

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría, advirtió este martes de que las tensiones comerciales a nivel internacional amenazan con ralentizar la recuperación económica y llamó a abordar de forma multilateral el problema del acero.

"Las tensiones comerciales, especialmente después del anuncio de ayer, amenazan, si no con hacer descarrilar, al menos con ralentizar la recuperación", dijo Gurría en la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, dónde presentó los informes de la organización sobre la economía de la Unión Europea (UE) y la eurozona.

Este lunes el Gobierno de Estados Unidos anunció que prepara aranceles del 10 % a productos chinos por 200.000 millones de dólares, tras haber impuesto tarifas a las importaciones de acero y aluminio de la mayoría de sus grandes socios comerciales, incluida la UE.

Gurría dijo que el problema del sector del acero a nivel mundial es el exceso de capacidad de producción e instó a abordarlo de forma "multilateral", en concreto, a través del Foro Global sobre el Exceso de Capacidad de Acero creado en durante la reunión del G20 (el grupo de países desarrollados y emergentes) en Hangzhou (China).

"Hay que abordar la sustancia, cómo se reduce la capacidad, en lugar de imponer aranceles, porque un arancel lleva a otro, se va a una escalada, pero no se resuelve el fondo del problema", insistió el secretario general de la OCDE.

En este sentido, lamentó que la presidencia argentina del G-20 haya decidido retrasar la reunión ministerial que iba a celebrarse la semana próxima en París para abordar el problema puesto que "algunos de los actores más importantes están imponiéndose aranceles unos a otros y en algunos casos amenazando con tarifas dos o tres veces más altas".