Los pensionistas vuelven a la calle mientras Sanidad perfila cómo abolir el copago farmacéutico

Los pensionistas saldrán de nuevo a las calles este martes 19 de junio. Y lo harán bajo el siguiente lema: “Gobierne quien gobierne la pensiones se defienden”. Esta es la frase que protagonizará la manifestación que ha convocado la Coordinadora de Madrid por la Defensa del Sistema Público de Pensiones por el centro de la capital para recordar que el problema sigue existiendo pese al cambio de Gobierno. La marcha arrancará en la Puerta del Sol y terminará ante el Senado con motivo del debate de los Presupuestos para 2018. Unas cuentas que los pensionistas califican de “antisociales”.

La Coordinadora Estatal envió dos cartas al Gobierno de Pedro Sánchez nada más constituirse. Una, a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y otra a la de Sanidad, Carmen Montón. A esta última, por la cuestión del copago, al que se opone este colectivo. “Queríamos conocer las prioridades de ambos ministerios y que ellas conozcan nuestras necesidades”, ha uno de sus portavoces.

Por lo que ha trascendido hasta ahora, el Ejecutivo quiere suprimir el copago -cosa que ya hizo la ministra Montón en Valencia siendo consejera- pero no tiene previsto incluir la medida en el Real Decreto que aprobará antes de que acabe julio para recuperar la sanidad universal y devolver la atención sanitaria a miles de inmigrantes en situación irregular. Es decir, no se derogará de una sola vez la norma impuesta a las comunidades por Ana Mato. De momento, cada pensionista seguirá pagando esos 120 euros al años que le cuesta, de media, el copago farmacéutico.

En lo que concierne a la sanidad universal, está previsto celebrar una primera reunión técnica con las comunidades este miércoles 20 de junio y antes de que acabe el mes, se celebrará el Consejo Interterritorial en el que el Gobierno espera que todos los consejeros suscriban el fin de la exclusión sanitaria. En lo relativo al copago, la ministra de Sanidad no ha querido detallar cuándo se va a eliminar y se ha limitado a recordar que en el último Consejo de Ministros se acordó la elaboración de una hoja de ruta para recuperar la universalidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Montón sí ha asegurado en declaraciones a La Sexta que el Gobierno de Pedro Sánchez va a eliminar el copago de medicamentos a pensionistas. “El compromiso es volver a recuperar todos y cada uno de los derechos arrebatados y el copago es uno de ellos. Nuestra primera prioridad era devolver la asistencia sanitaria universal y después hay que ir paso a paso recuperando cada uno de los derechos arrebatados”, ha insistido para confirmar la intención de revertir los efectos del Real Decreto 16/2012 por parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy

Para ello, la ministra ha asegurado que espera contar con el mayor consenso posible, para lo cual se ha comprometido a hablar con todos los actores sociales. Precisamente, la próxima semana se va a reunir con las comunidades autónomas en un Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) monográfico para devolver la asistencia sanitaria a los inmigrantes en situación administrativa irregular que se encuentran en España.

El objetivo es, tal y como ha apostillado, que en el plazo de unos dos meses todas las personas que residen en España, con independencia de su situación administrativa, puedan ser atendidas en los servicios de Atención Primaria (AP). “Estamos haciendo una apuesta por la salud individual de las personas, pero también por la salud colectiva, porque poder atender a todos en AP es menos gravoso que en la puertas de Urgencias y porque con ello se va puede evitar la transmisión de enfermedades”, ha apostillado la ministra.

En este punto, y en contra de lo dicho por el PP de que con la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes ‘sin papeles’ se producían importantes ahorros para el SNS, Montón ha recordado que tanto ella como la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que también es médica, entienden que cuando se habla de salud “no hay que hablar de dinero”, sino de “ganancias de salud”. “Un Gobierno decente debe corresponder con el derecho de una sociedad a recibir asistencia sanitaria y nosotros vamos a apostar porque se atienda en Atención Primaria porque es menos costosa que en Urgencias y porque ayuda a proteger la salud de la comunidad. Ganamos todos, los que hasta ahora habían sido privados de este derecho y la sociedad”, ha sentenciado la ministra de Sanidad.

Finalmente, Montón ha solicitado “paciencia” con el Ejecutivo porque todo requiere un tiempo para realizarlo, si bien ha insistido en que se está trabajando “desde el primer momento” para recuperar los “derechos arrebatados”, tanto la universalidad, como el copago farmacéutico o la reproducción asistida de mujeres solas y lesbianas. “Hay muchos derechos que tenemos en nuestro listado para recuperar”, ha zanjado.