Baloncesto

El Real Madrid atisba el título en el Buesa Arena (72-83)

El Real Madrid quedó este domingo a una victoria del título en la Liga Endesa después de superar (78-83) al Kirolbet Baskonia en el tercer partido del 'Playoff' final, donde Luka Doncic y Walter Tavares estropearon la fiesta en el Fernando Buesa Arena que tratarán de alargar los vascos de nuevo en casa el próximo martes.

Los de Pablo Laso dieron el golpe a la final en territorio hostil, poniendo el 2-1 a favor en la final, recuperando el factor cancha, ante los 15.512 aficionados de Vitoria. Un récord de espectadores en ‘Playoff’ que empujó a los suyos, sin lograr sacar del partido a los blancos ni rematar a un Madrid mejor en el momento clave.

El intercambio de acierto llegó a un final igualado en el que fallaron las muñecas azulgranas. Ocho puntos seguidos de Jaycee Carroll devolvieron a la pelea al Madrid de cara a tres últimos minutos en los que Tavares (7 puntos, 8 rebotes y 5 tapones) culminó la sobrada intimidación que mermó a los vascos. Doncic (20 puntos y 29 valoración) rubricó también su mejor partido de la serie para dejar a los blancos a un paso de la reconquista, tras la final perdida el año pasado ante Valencia Basket.

Como cualquier tercer partido que se precie, después de un 1-1, en una serie al mejor de cinco, la lucha fue sin tregua. El Baskonia entró con todo pero el Madrid no tardó en acudir a la cita. El festival de Poirier pilló frío a Tavares, mientras que Vildoza y Beaubois mandaron sobre el parqué. El campeón de Europa no se dejó intimidar por un 14-5 de inicio.

El Madrid sufrió por la falta de rebote pero entre Doncic y Rudy devolvieron el parcial para dar la vuelta al luminoso antes del descanso. No llegó a romperse el partido (42-40), ni en un nuevo intento vasco en la reanudación. De hecho, el tercer parcial se volvió de nuevo en contra de los de Pedro Martínez, como dos días antes en la capital española.

Doncic tiró del carro y lanzó a los blancos en un inicio de atasco premonitorio en los locales. Baskonia buscó volver a la acción a base de la gran defensa con la que comenzó el partido y rescató para la causa a Janning y sus triples. El escolta estadounidense devolvió la ventaja en el marcador a los locales, en el enésimo intento del Baskonia por dejar en la cuneta a los blancos.

Un parcial de 10-0 que tampoco fue suficiente. A los de Laso no les tembló el pulso, Tavares echó el cerrojo y Carroll recortó la desventaja en un abrir y cerrar de ojos. En un pañuelo y con Shengelia de vuelta tras sus temprana acumulación de faltas, el acierto fue para los blancos. Doncic volvió al parqué a dos minutos del final para aclarar la situación de un Madrid que atisba el título con la llave maestra que suele ser este 2-1.

FICHA TÉCNICA

–RESULTADO: KIROLBET BASKONIA, 72 – REAL MADRID, 83. (42-40, al descanso).

–EQUIPOS:

KIROLBET BASKONIA: Vildoza (10), Beaubois (17), Timma (4), Shengelia (10) y Poirier (11) –quinteto inicial–; Huertas (7), Janning (12), Voigtmann (3), Diop (2) y Garino (2).

REAL MADRID: Campazzo (6), Carroll (15), Taylor (5), Reyes (4) y Tavares (7) –quinteto inicial–; Doncic (20), Causeur (2), Thompkins (12), Llull (2), Rudy Fernández (8) y Ayón (2).

–PARCIALES: 24-20, 18-20, 21-25, 15-18.

–ÁRBITROS: Martín Bertrán, Pérez Pérez y Cortés. Eliminado por faltas personales a Shengelia en Baskonia.

–PABELLÓN: Fernando Buesa Arena, 15.512 espectadores.