Marlaska respalda un traslado a Cataluña de los líderes independentistas si lo autoriza el juez

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha respaldado este jueves que se traslade a prisiones de Catalunya a los exconsejeros y líderes del 'procés' si así lo autoriza el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. El ministro ha recordado, en declaraciones a Onda Cero, que Instituciones Penitenciarias e Interior sólo deciden directamente sobre el traslado de presos cuando hay sentencia, y este no es el caso de Oriol Junqueras y el resto de dirigentes del 'procés' encarcelados.

“Si en cinco o seis meses esa persona no va a ser requerida, y siempre que haya autorización del juez, se puede evaluar un traslado que ayude a una vida personal y familiar más fácil”, ha asegurado en relación a los líderes del independentismo que están en prisión provisional, a la espera de juicio, por los delitos de rebelión, sedición o malversación.

“Cuando son presos provisionales están a disposición del órgano judicial, por eso están en cárceles próximas a donde está el órgano judiciales porque mañana le pueden citar a declarar, notificar algo personalmente y no se pueden hacer traslados de un día para otros”, ha argumentado el ministro.

Grande-Marlaska ha insistido en que se “se podría y se debería evaluar” un traslado a cárceles catalanas de los líderes independentistas en prisión provisional para facilitar su vida familiar, pero siempre que el juez haga constar que “no hay inconveniente”.

El ministro, por otra parte, ha anunciado que tiene intención de retirar las concertinas de las vallas situadas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla con Marruecos y piensa pedir para ello un “informe complementario”. “Haré todo para que las concertinas puedan ser retiradas”, ha señalado.

Grande-Marlaska ha asegurado que esa es una de sus “principales voluntades”. “Si estamos hablando de solidaridad, de respeto a las personas, controlando los flujos migratorios, ayudando en origen colaborando con las autoridades de esos países, pero si esas personas ya están al lado de la valla, vamos a mirarlo, creo que es algo razonable”, ha señalado.

La inminente llegada del Aquarius

Asimismo, ha señalado que los 630 migrantes del Aquarius recibirán a su llegada a España “tratamiento y trato idénticos” a los cientos de inmigrantes que arriban a la frontera sur en patera, es decir, quienes soliciten asilo tendrán acceso al procedimiento y quienes no reúnan las condiciones, podrán recibir un expediente de expulsión.

“El comportamiento del Gobierno hacia esas personas va a ser idéntico, aplicando la legalidad vigente, que da a aquellos otros que vienen por vía Marruecos o Argelia hacia nuestro país”, ha dicho. En ese sentido, ha concretado que “se abrirán los expedientes, si solicitan asilo se tramitará y si no lo hacen, se tramitará el expediente de expulsión que proceda”.

En este sentido, ha descartado la posibilidad de que a las 630 personas a bordo de esta embarcación gestionada por las ONG Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranee se les dé el estatuto de refugiado como en un primer momento se indicó y ha subrayado que “cualquier petición de asilo conlleva un trámite”, cuyo procedimiento se rige por la Ley 2009.

El ministro ha dicho que asume “tranquilo” su cargo y que no llegó a plantearse una respuesta que no fuera la de aceptar la cartera y asumir el reto.

Asimismo, no ha querido desvelar ningún nombre de las personas que formarán su equipo, aunque ha dicho que lo tiene ya prácticamente cerrado, ha indicado que la Ley de Seguridad Ciudadana se modificará y que se tratará de llegar a consensos en muchos aspectos de la norma y ha avalado la subida salarial para la Policía Nacional y la Guardia Civil.

RELACIONADO