El PP pide la dimisión de Luis Planas por su imputación en un robo de agua en Doñana y, si no, de Pedro Sánchez

No han pasado ni veinticuatro horas desde la dimisión de Màxim Huerta como ministro de Cultura tras destaparse su condena por un fraude fiscal a Hacienda y el PP ya ha encontrado otro hueso al que hincarle el diente para hacer oposición al nuevo Gobierno socialista. Se trata del ministro de Agricultura, Luis Planas, imputado en un caso de robo de agua en el entorno de Doñana. Y la cosa no se detiene ahí. Los 'populares' apuntan aún más alto y piden ya la dimisión de Pedro Sánchez por, según ellos, haber faltado a su palabra.

El titular de Agricultura figura desde 2016 como investigado en una causa sobre el robo de agua en Doñana. La juez instructora encargada del caso le acusa de un delito medioambiental por haber consentido supuestamente las captaciones de agua ilegales cuando fue consejero de Agricultura en Andalucía, entre 2012 y 2013. Sin embargo, la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva, que prepara ya el escrito en el que se desimputa al ministro por no aprecia delito en su actuación. Sin embargo, la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva estaría preparando ya el escrito en el que se desimputa al ministro al no apreciar delito en su actuación. Según la agencia Efe, el Ministerio Público, que es la única acusación, pedirá el archivo respecto a Planas. En la causa también están investigados varios agricultores y dos exalcaldes socialistas de Almonte (Huelva).

El propio Planas ha explicado que cuando ocurrieron los hechos “no estaba en la Consejería”. De hecho, la querella por las extracciones ilegales comprende los años 2010-2013 y Luis Planas fue consejero de Agricultura entre 2012 y 2013. “Ya di mi versión, y ni yo era competente, ni he tenido intervención alguna ni tenía conocimiento”, ha dicho en la sede del Ministerio de Agricultura, con motivo de una reunión con los consejeros autonómicos del ramo para hablar de agricultura y pesca. Asimismo, ha afirmado que confía “plenamente” en que el proceso judicial termine con esa desimputación que prepara la Fiscalía. Entre los argumentos que juegan a su favor destaca que en los años 90 la Junta “transfirió” al Ayuntamiento de Almonte la concesión de permisos para sacar agua.

El PP, sin embargo, no se da por satisfecho y está dispuesto a sacar partido de esta nueva oportunidad para desgastar a Sánchez. Para ello, ha rescatado un tuit de 2016 en el que el líder socialista escribió: “No incluimos imputados en listas. Nuestro código ético y el convenio con Transparencia Internacional lo impiden”.

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso Teodoro García Egea, ha ofrecido una delirante rueda de prensa en e Congreso en la que, además de denunciar la “tardanza” en cesar a Màxim Huerta -no pasó ni un día desde que se conoció su condena por fraude fiscal hasta que se produjo el anuncio de dimisión- ha dicho que “o dimite el ministro de Agricultura o dimite Sánchez”, mostrando su preferencia por que lo haga el jefe del Ejecutivo porque, según él, así España “volvería a la normalidad”.

Las incoherencias del PP quedan en evidencia cuando se les pregunta por sus propios imputados. Es lo que ha sucedido cuando al portavoz adjunto se le ha planteado qué habría que hacer con Ana Mato, condenada como partícipe a título lucrativo de la trama corrupta Gürtel, debería dejar de cobrar como asesora del PP en el Parlamento Europeo. Teodoro García cree que no procede que renuncie porque “no ha sido condenada por lo penal”. La Audiencia Nacional condenó en mayo a Mato a pagar 27.857 euros por los regalos que su entonces marido, Jesús Sepúlveda -condenado a 14 años y 4 meses de cárcel- obtuvo de la trama, entre ellos varios viajes y fiestas de cumpleaños para sus hijos. El PP, por su parte, debe pagar 245.000 por lucrarse de Gürtel. Planas, por su parte, no ha sido condenado y es previsible que quede totalmente exonerado.

Pese a todo, García Egea ha anunciado que va a registrar una batería de preguntas escritas en el Congreso para que el Gobierno aclare si Sánchez conocía la imputación de Planas antes de nombrarle y también si era consciente de que Huerta había sido condenado por fraude fiscal. “Si no aclara estas cuestiones, iremos más allá”, ha avanzado el dirigente ‘popular’. “No es sólo que sus ministros dimitan, es que él los ha nombrado. Si ha nombrado a este tipo de colaboradores y lo sabía, malo y debe dmitir”, ha sentenciado. “¿Cuántas sorpresas más nos va a dar este gobierno de la moción de censura que supuestamente vino para poner un gobierno mucho más honrado y honesto?”, se ha preguntado García Egea, antes de acusar a Sánchez de haber “expulsado” a un Gabinete “honrado” para dar ministerios a un investigado y un condenado.