Dimas Gimeno recurrirá su destitución como presidente de El Corte Inglés

Dimas Gimeno, que ha sido destituido este jueves como presidente de El Corte Inglés por un consejo extraordinario, ya había anunciado que impugnaría ante los tribunales dicha decisión al considerar que le echan por una cuestión "personal". La destitución ha llegado tras meses de tensión entre Gimeno y sus primas, Marta y Cristina Álvarez, hijas del expresidente Isidoro Álvarez, quien fue el que decidió dejar a su sobrino al frente de El Corte Inglés. A partir de ahora, el grupo de grandes almacenes pasa a estar presidido por Jesús Nuño de la Rosa, uno de sus dos consejeros delegados.

En declaraciones a Expansión este pasado miércoles, Gimeno dijo que no asistiría al consejo de este jueves y anunciaba su intención de impugnar su destitución, que ya se daba como segura. Adelantaba que su intención es negociar un acuerdo global para el grupo, que debería incluir una ventana de liquidez para sus acciones. Gimeno señalaba, además, que seguirá defendiendo los intereses de El Corte Inglés, “ya sea dentro o fuera” de la compañía y pedía estudiar una salida a Bolsa, mejoras de gobierno corporativo y mayor transparencia.

En su opinión, la empresa “va a pasar de una situación mala a otra infinitamente peor”, por lo que abogaba en esas mismas declaraciones por convocar otro consejo para el 12 de julio “en el que se puede abordar un plan de sucesión del presidente pero también otros temas”. Lamentaba que no se hubiera querido negociar su salida y afirmaba que lo que buscan las hermanas Marta y Cristina Álvarez, hijas del anterior presidente Isidoro Álvarez, “es quitar al presidente a toda costa”. “Isidoro Álvarez jamás quiso que sus hijas participaran en la gestión. Ni tenían puestos relevantes, ni pertenecían al consejo, ni al patronato de la fundación, pero, desde el momento que toman su paquete accionarial han ido trabajando para ganar poder”, aseguraba.

Sobre su eventual sucesor, uno de los consejeros delegados del grupo, Jesús Nuño de la Rosa, decía que es “una persona preparada y un profesional que ha hecho un gran trabajo” y “el candidato más factible”, aunque precisaba que “hacen falta muchos años en los grandes almacenes para dirigir El Corte Inglés”. “Creo que soy la persona adecuada para llevar a cabo el proyecto, pero no soy tan ingenuo como para querer hacerlo con una mayoría en contra”, indicaba y añadía: “El grupo ha mejorado en ventas y rentabilidad en mis cuatro años de presidente. Ésos son mis números”.

RELACIONADO