Puigdemont le gana la batalla a la empresa de embutidos que quería usar la marca ‘Pig Demont’

El propietario de la empresa defiende que "el humor es fundamental"

La Oficina Española de Patentes y Marcas ha impedido a un empresario malagueño usar el nombre ‘Pig demont’ en un negocio de venta de productos de Andalucía, principalmente embutidos, tras ser impugnado por los abogados de Carles Puigdemont por la similitud con el nombre del expresidente catalán.

El abogado del expresidente de la Generalitat impugnó el nombre de la empresa, que se anuncia con el logotipo de un cerdo (“pig” en inglés) cuyo rostro caricaturiza a Carles Puigdemont, al considerar que es “ofensivo” y que la marca carece de permiso para utilizarlo por sus similitudes fonéticas con el apellido.

El Boletín Oficial de la Propiedad Industrial publica la resolución de la Oficina, que suspende el uso del nombre ‘Pig demont’ a raíz de la impugnación presentada por Jaume Alonso-Cuevillas, abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

En su resolución, la Oficina de Patentes suspende el uso del nombre, al ser “contrario a la ley, al orden público y a las buenas costumbres, dado que el signo solicitado hace alusión de manera ofensiva a un expresidente de una comunidad autónoma, lo que puede herir la sensibilidad de una parte de la sociedad“.

La Oficina también subraya que la prohibición del uso del nombre ‘Pig demont’ obedece a su similitud con el del expresidente de la Generalitat, “que para la generalidad del público identifica a una persona distinta del solicitante, sin aportar la debida autorización”.

El empresario malagueño que usaba la marca “Pig demont” ha presentado alegaciones ante la Oficina de Patentes y Marcas en contra la suspensión acordada, según fuentes jurídicas.