Fernando Hierro se convierte en el seleccionador nacional tras la destitución de Lopetegui

Luis Rubiales prescinde del técnico vasco después de anunciarse su fichaje por el Madrid y a tan solo dos días del debut en el Mundial

La selección española de fútbol y la Federación han sufrido en apenas 24 horas un terremoto sin precedentes que deja al combinado nacional patas arriba a tan solo dos días de debutar en el Mundial de Rusia ante Portugal. Los hechos se precipitaron este martes tras anunciar el Real Madrid la contratación de Julen Lopetegui como técnico para la próxima temporada. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, montó en cólera tras enterarse de la marcha de su seleccionador tras terminar la cita mundialista minutos antes de que la anunciase el club blanco y desde ese momento, en caliente, tomo la decisión de echar a Lopetegui, algo que no han podido ni frenar los jugadores, partidarios de no hacer cambios con el debut en el Mundial a la vuelta de la esquina.

Este miércoles por la mañana, el propio Rubiales ha anunciado la destitución de Lopetegui justificando que es un “mensaje claro” de que todos los integrantes de la selección deben “cumplir la forma de actuar” de la Federación. Casi dos horas después, la RFEF anunciaba que el actual director deportivo, Fernando Hierro, asumiría el puesto de seleccionador, siendo quizás la decisión más lógica porque conoce ya a los jugadores desde hace mucho tiempo.

“La selección es el equipo de todos los españoles y hay decisiones que estamos obligados a tomar en cuestión de unos valores. Nos hemos encontrado con una circunstancia sobrevenida, una negociación legítima, pero que ha ocurrido sin ninguna información a la federación”, ha señalado Rubiales en rueda de prensa.

“En la vida hay que hacer bien las cosas y con responsabilidad”, ha dicho Rubiales, que ha señalado que lo ocurrido le ha dolido, aunque no se ha sentido traicionado. De hecho, ha explicado que él mismo pidió sin éxito que se retrasase el anuncio del Real Madrid hasta después del Mundial y que en cualquier caso la RFEF no participó en las negociaciones y en la decisión del entrenador, de cuya marcha se enteró apenas unos minutos antes.

“Nos hemos visto obligados a tomar esta decisión”, ha insistido el presidente de Federación, que ha comparecido sin Lopetegui. “Esto no se puede pasar por alto”, ha dicho Rubiales, subrayando que lo que hace lo hace “por el bien de la selección”.

En ese sentido, Rubiales ha aseverado que “nadie puede estar fuera de las reglas” y que “si hubiese sido por Lopetegui las cosas no se hubiesen hecho así”, insinuando que la culpa es del Real Madrid.

Rubiales no ha querido explicar si la decisión era compartida por los jugadores y solo ha afirmado que están “afectados, como todos”. Sin embargo, algunos medios afirman que los capitanes de la selección no pudieron frenar una decisión que Rubiales ya tenía tomada y con la que no estaban de acuerdo.

“Es una situación muy compleja, desde luego la más compleja que me podía encontrar. Lo que puedo garantizar es que los futbolistas harán todo lo que esté en su alcance y el nuevo cuerpo técnico para llegar lejos en el Mundial”, añadió.

En cualquier caso, el también exjugador elogió a Lopetegui, al que “respeta y admira mucho” tras un trabajo “impecable” con ‘La Roja’. “Julen era el mejor para llevar la selección y me parece un entrenador ‘top’. Eso me ha hecho más difícil tomar la decisión. Desde luego, tener a los mejores es muy importante, pero por encima de eso está cómo se hacen las cosas”, señaló.

Esta destitución podría impedir el pago de la cláusula de dos millones que confirmaron tanto el Real Madrid y la RFEF en sus respectivos comunicados. Este posible ingreso no preocupa a un Luis Rubiales que, además de confiar en un aumento de 20 millones en su primer año, consideró que en esta situación, la cláusula debería entrar en un “segundo o tercer lugar”.

Luis Rubiales confió en que la “tremenda debilidad” que deja la salida del seleccionador puede acabar fortaleciendo a España “con el tiempo”.

Tras lo sucedido, Lopetegui no ha comparecido ante los medios de comunicación en Krasnodar (Rusia) y lo hará cuando regrese a España. “Julen Lopetegui pospone su comparecencia ante los medios hasta su regreso a España. En las próximas horas se comunicarán nuevas convocatorias de prensa”, señalaron desde la RFEF.

El nombramiento de Hierro

Tras la marcha de Lopetegui, otro exjugador y técnico, Fernando Hierro, se encargará de tomar el timón de la selección. “Fernando Hierro asumirá el cargo de seleccionar nacional en el Campeonato del Mundo de Rusia y comparecerá ante los medios en la sala de prensa del Estadio Krasnodar (17.30 hora peninsular española) acompañado del presidente de la RFEF, Luis Rubiales. A continuación, dirigirá su primer entrenamiento y el viernes debutará en Sochi en el estreno de España ante Portugal”, indicó la RFEF en un comunicado.

El malagueño, director deportivo del organismo, era uno de los dos candidatos más firmes para coger al equipo para la Copa del Mundo que da comienzo este jueves y donde España debuta el viernes en Sochi ante Portugal, campeona de Europa. El otro nombre que se manejaba era el de Albert Celades, actual seleccionador Sub-21 y que había acompañado a Julen Lopetegui a Rusia por su conocimiento de los más jóvenes.

Hierro, de 50 años, es una figura reconocida dentro del vestuario del combinado nacional, tanto por su pasado como futbolista como por su labor al frente de una dirección deportiva a la que había vuelto en noviembre del año pasado.

Antes, el exjugador del Real Madrid había tenido una primera experienca exitosa de 2007 a 2011 junto a Luis Aragonés y Vicente del Bosque y la consecución de la Eurocopa de 2008 y, sobre todo, el histórico Mundial de Sudáfrica 2010. Además, como internacional, vistió en 89 ocasiones la camiseta de la selección, con la que disputó cuatro Mundiales (Italia’90, USA’94, Francia’98 y Corea y Japón’2002) y dos Eurocopas (Inglaterra’96 y Bélgica-Holanda’2000).

Hierro sólo cuenta con una experiencia en los banquillos, el del Real Oviedo de LaLiga 1/2/3, al que dirigió en la campaña 2016-2017, sin conseguir el objetivo de ascender a Primera. Antes del equipo ovetense, fue ayudante de Carlo Ancelotti en el Real Madrid en la temporada 2014-2015.

RELACIONADO