El nuevo gobierno del PSOE

Cs se queda solo en el Congreso en su intento de convocar elecciones anticipadas

Ciudadanos se ha quedado solo al intentar recabar el apoyo del Congreso para pedir al nuevo Gobierno una fecha electoral y se ha llevado además la reprimenda de todos los grupos políticos por aprovechar una moción sobre el Instituto Cervantes para exigir ese adelanto de las elecciones. En la votación sólo le ha apoyado UPN, mientras que el PP se ha abstenido.

Muchos de los diputados que han intervenido en el debate han reprochado a Toni Cantó, que ha sido quien ha defendido esta moción, su “falta de respeto” a la cultura y al Instituto Cervantes, al que solo ha dedicado unas breves palabras para en seguida pedir al Gobierno elecciones.

Algunos de los puntos que se referían al Instituto Cervantes han sido aprobados, mientras que el punto ocho, que exigía esos comicios, ha sido rechazado: 173 votos en contra, 34 a favor y 132 abstenciones, las del PP.

Cantó, en su intervención, ha intentado justificar este punto por el cambio de gobierno que se ha producido a través de una moción de censura, un gobierno “débil” y con hipotecas con nacionalistas, populistas e independentistas, ha señalado. Por eso, ha urgido al nuevo presidente, Pedro Sánchez, a que ponga fecha a esos comicios, tal como prometió en el debate de la censura a Mariano Rajoy.

Gran parte de su discurso ha girado sobre Cataluña, cargando contra el Gobierno por dejar “en manos” del PSC la política territorial y aludiendo a los “favores” que tendrán que devolver a los nacionalistas e independentistas.

Ha recordado en este contexto el boicoteo a la conferencia sobre Cervantes en la Universidad de Barcelona, preguntando al nuevo ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, si esa es la universidad que él defiende.

Desde el PSOE, José Andrés Torres Mora ha censurado la maniobra de Cs de incluir en el texto un “octavo pasajero” para reclamar elecciones. Para el diputado socialista, la iniciativa de Cs supone una “hermosa contradicción”, porque, si el actual Gobierno hace todo lo que se le pide sobre el Cervantes, no puede convocar elecciones y, si convoca los comicios, entonces no puede desarrollar el resto de puntos de la moción. “A estas órdenes contradictorias es a lo que la Escuela de Psicología de Palo Alto llama el doble vínculo, situándolas en el origen de graves patologías psíquicas”, ha ironizado Torres Mora, que ha provocado las sonoras protestas del portavoz de Cs, Juan Carlos Girauta, quien le ha pedido que sea la última vez que “bromea” con enfermedades psíquicas.

Reproches también desde el PP, cuya representante Belén Hoyos ha echado en cara a Cs su “temeridad” e “irresponsabilidad” por romper el pacto de investidura y dar por acabado el Gobierno de Mariano Rajoy, propiciando así la moción de censura. “Han causado un daño irreparable a este país”, ha subrayado Hoyos, que también ha arremetido contra el PSOE por las “concesiones” que ya está haciendo a los nacionalistas. “Vamos a ver muchos precios, pero ningún valor”, ha asegurado.

Muy duro ha sido igualmente el portavoz de ERC, Joan Tardá, que ve a Cantó “fanatizado”, pese a que la mayoría de sus votantes “no son personas fanáticas”.

El diputado del PNV Joseba Aguirretxea ha denunciado la “falta de respeto” de Ciudadanos al Instituto Cervantes. “Les importa un pimiento el Instituto Cervantes, no voy a perder ni un minuto y voy a obviar lo patético del último punto”, ha criticado.

Sergi Miquel, del PDeCAT, ha calificado de “surrealista” y “poco respetuoso” la maniobra de Cs, además de afirmar que Cantó tiene un problema de “obsesión” con Cataluña.

Criticas parecidas se ha llevado Cantó del diputado de Podemos Eduardo Maura, que ha preferido obviar el punto ocho para centrarse en hablar del Instituto Cervantes, y de Ignasi Candela, de Compromís, que cree que Cs lo que busca es generar “más inestabilidad” porque viven de ello.

La polémica moción se registró el 31 de mayo, el primer día del debate de la moción de censura de Pedro Sánchez, cuando el PNV ya había despejado que su posición en la votación iba a ser a favor, facilitando así el Ejecutivo de Sánchez.

Esta iniciativa, consecuencia de una interpelación al anterior ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, pide, además de las elecciones, iniciar las gestiones necesarias para abrir en Washington un Instituto Cervantes y convertir el Centro Cultural de Miami en esta institución cultural. También plantea, entre otras cosas, propuestas similares en China y Latinoamérica.