Finaliza, con “gran éxito”, la reunión del Club Bilderberg

En esta reunión del Club, a la que acudieron Albert Rivera, Soraya Saenz de Santamaría, Ana Botín y Juan Luis Cebrián representando a España, se debatieron 12 temas, entre ellos el populismo en Europa, el desafío de la desigualdad o política internacional actual

La reunión del Club Bilderberg que este año se celebró en Turín (noroeste de Italia), a la que asistieron la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, fue un “gran éxito” según un mensaje de un portavoz al concluir hoy el evento.

La delegación española a esta sesión del Club la completaron la presidenta del Banco Santander, Ana Botín y el presidente de honor del diario “El País”, Juan Luis Cebrián.

Entre los 131 participantes a este evento de las finanzas y la política que promovió el banquero David Rockefeller asistieron los primeros ministros de Holanda, Bélgica, Serbia y Estonia, así como el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg o el exsecretario de Estado estadounidense Henry Kissinger, así como el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolín.

En la reunión, se debatieron 12 temas, entre ellos el populismo en Europa, el desafío de la desigualdad, el futuro del trabajo, la inteligencia artificial, el libre comercio y temas de política internacional actual como Rusia y el liderazgo mundial de Estados Unidos.

Según han explicado los organizadores, la conferencia es un “foro para discusiones informales sobre los principales problemas a los que se enfrenta el mundo”.

En todas las reuniones rige la “Regla de Chatham House”, que establece que los participantes son libres de usar la información recibida, pero no puede revelarse ni la identidad ni la filiación de los oradores ni de ningún otro participante.

Como en las anteriores ocasiones, también en Turín reinó el secretismo y solo se supo que se reunieron en un centro de congresos y que los huéspedes se alojaron en el cercano Hotel Lingotto bajo importantes medidas de seguridad.