Es verdad, es posible…

Lo que parecía imposible es una realidad palpable. ¡Mujeres al poder!

Con la llegada de la democracia, con Adolfo Suárez, éramos tres las mujeres directoras generales, con responsabilidades en cultura y asuntos sociales, una Secretaría de Estado y la Portavocía del Gobierno. Con Calvo Sotelo, la primera Ministra, en Cultura.

Poco a poco se avanzaba, por el aire nuevo de las libertades, pero la batalla era dura. Se trabajaba dentro y fuera de los partidos por la igualdad de derechos. La Constitución la consagró, pero su puesta en vigor no llegaba tan deprisa como queríamos. Se aprobaron leyes sobre igualdad jurídica, divorcio y muchas nuevas normas.

Cuando el PSOE gana las elecciones, con 202 diputados, la realidad social de las mujeres, las costumbres, la universidad, están ayudando a consolidar su nuevo papel. Desde lo privado, muchas pasan a lo público, sin embargo siempre se comenta la falta de mujeres preparadas para puestos…

Poco a poco, ya no comentamos que sí hay hombres simples en puestos de responsabilidad ¿por qué no nosotras tan tontas como ellos? Se comienza a hacer visible la formación y excelencia de muchas mujeres. Se defienden las cuotas. Las administraciones locales son el primer escenario del quehacer del servicio público

Los gobiernos de la derecha les van dando responsabilidades y ministerios. Rodríguez Zapatero visualiza responsabilidades, sobre todo con la figura, ejecutiva para todo, de la Vicepresidenta.

La Administración pública se feminiza, la educación, la justicia, la universidad, la sanidad, incluso, las tecnológicas tienen responsables mujeres.

El feminismo, desde el principio de la Transición, ha empujado, aunque era rechazado por muchas mujeres. Hoy, con el estallido de EE.UU. casi ninguna mujer se define como no feminista.

El ejemplo de Pedro Sánchez con sus nombramientos, deja claro la cualificación de muchas mujeres, todas cosmopolitas, preparadas y con experiencia en la gestión. Muchas de ellas perdiendo dinero por los sueldos más bajos de la administración española.

Las protagonistas son hijas de nuestra época de luchas, todas las madres celebramos hoy nuestro grano de arena. Las mujeres, hijas, son ya responsables de manejar poder, en los gobiernos, los lobbies, las empresas… poder hasta hace poco, predominantemente masculino. Queda mucho por hacer todavía…

Con los últimos nombramientos ministeriales, se abren nuevos caminos con esfuerzo, nuevas responsabilidades, nuevos equilibrios y nuevas actitudes para el tiempo nuevo. Ánimo mujeres, no os regalan nada. Lo merecéis.

Carmela García-Moreno ha sido Parlamentaria nacional entre 1979 y 1989, en la UCD y el PSOE

Disqus Comments Loading...