Operación contra el blanqueo de capital procedente de Petróleos de Venezuela

Entre los detenidos se encuentra uno de los hijos del magnate venezolano Roberto Enrique Rincón

La Policía ha desarrollado este miércoles una operación en la que ha practicado varias detenciones en el marco de una investigación contra el blanqueo de capitales procedentes de la empresa pública Petróleos de Venezuela (PDVSA), han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

La operación, desarrollada por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), deriva de una investigación abierta inicialmente por la Audiencia Nacional a raíz de una querella presentada por la actual dirección de la sociedad contra el que fuera su presidente en la época del presidente Hugo Chávez, Rafael Ramírez. La investigación la asumió el Juzgado de instrucción número 27 de Madrid y la Fiscalía Anticorrupción.

En junio de 2017, la UDEF realizó varios registros en España y Portugal siguiendo el rastro del desvío del dinero presuntamente blanqueado procedente de la empresa estatal de petróleo de Venezuela. El pasado 12 de enero, el Consejo de Ministros aprobó la entrega a Estados Unidos César David Rincón Godoy, ex gerente de Bariven, una filial de la petrolera.

Recientemente, este empresario se ha declarado culpable ante la Justicia de EEUU por participar en un esquema de pago de sobornos de compañías estadounidenses para asegurarse contratos de energía. Según la Fiscalía de este país, la trama habría manejado unos mil millones de dólares (unos 810 millones de euros).

David Rincón Godoy es uno de los hijos del empresario venezolano residente en EEUU Roberto Enrique Rincón por blanqueo de capitales, que se declaró culpable por participar en el entramado de pago de sobornos para la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

La causa empezó llevándola la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que coordinó en junio del año pasado cinco registros en Madrid dentro de una investigación de la justicia portuguesa sobre el presunto desvío de unos 6.000 millones de PDVSA a directivos del Ministerio de Energía de ese país, de los que 3 millones acabaron en España.