Rivera: “Rajoy debería haberse retirado a tiempo para evitar el Gobierno débil de Sánchez”

Todo han sido reproches este martes en Ciudadanos hacia Mariano Rajoy, por no haberse retirado antes y haber facilitado así un gobierno del PSOE débil y maniatado, del que ya han denunciado que ha comprado el relato mental de los independentistas.

Aunque todavía no se ha completado el gabinete de Pedro Sánchez, Ciudadanos cree que, tal y como se ha puesto en marcha, “no va bien encaminado”, según ha dicho la portavoz y líder catalana de Cs, Inés Arrimadas, durante un desayuno informativo organizado por El Ágora de El Economista.

Ni siquiera ve como un gesto de firmeza ante el separatismo que el nuevo presidente vaya a nombrar ministro de Exteriores a Josep Borrell, que tiene un discurso muy combativo contra el independentismo. La situación de Cataluña no se soluciona con que haya alguien “muy bueno” en el Ejecutivo si al mismo tiempo dicen que quieren recuperar el Estatut cuando saben que era “inconstitucional” y que volverá a ser tumbado porque la Carta Magna sigue siendo la misma. Cree, por tanto, que los partidos independentistas están “salivando políticamente” ante este nuevo Ejecutivo, del que solo ha destacado su debilidad y el hecho de estar maniatado por populistas, nacionalistas y secesionistas.

Menos categórico se ha mostrado el secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas, quien, sin entrar tampoco a opinar sobre los nombres que ya se conocen del nuevo gabinete, ha dicho que espera que la inclusión de Borrell, que ve bien, no sea una maniobra para tapar futuras acciones de debilidad ante los secesionistas.

Sobre la marcha de Rajoy, todos los dirigentes de Cs que han hablado han coincidido en culparlo de abrir la puerta a un ejecutivo hipotecado e inestable, como ha subrayado el presidente de la formación, Albert Rivera, a través de su cuenta de Twitter. Ha recordado que apoyó la investidura de Rajoy hace dos años “por la estabilidad y la unión de los españoles ante el golpe separatista”, pero en este momento cree que debería haber puesto fecha a unas elecciones o “haberse retirado a tiempo” para evitar el gobierno “débil” de Sánchez.

Rivera también ha hablado de los Presupuestos, asegurando que su partido no va a cambiar de criterio y peleará para sacar adelante las cuentas públicas, aún en fase de tramitación, “a pesar de Sánchez y su ‘no es no'”.

Además, ha asegurado que Cs no se dejará llevar en este momento tan complejo por la venganza o la lucha entre “rojos y azules”, lamentando que no se haya hecho un pacto entre constitucionalistas para que los Presupuestos se pudieran haber aprobado en el Senado. Se ha referido así a la situación en la que se encuentran las cuentas, en trámite en la Cámara Alta, después de que los populares anunciaran que presentarán enmiendas sobre cuestiones que antes no podían abordar por su pacto con el PNV.

Durante las distintas intervenciones de los dirigentes naranjas otra de las cosas que han salido a colación es la posibilidad de que en este nuevo escenario el papel político de Cs pierda foco entre una oposición implacable del PP y la dificultad de influir en el Gobierno.

Pero Villegas, según ha subrayado, tiene claro que cuando haya elecciones la mayoría de los españoles optarán por un cambio “de época” y pasarán página a este modelo de bipartidismo apoyado en los nacionalistas.

Opinión similar tiene Arrimadas, quien ha recordado que desde que está en el partido lleva escuchando que “van a desaparecer”, pero lo cierto es que las encuestas valoran el trabajo de Cs porque es el único factor de “cambio a mejor” frente a un bipartidismo que querría seguir alternándose apoyados siempre en los nacionalistas.