Las cuentas de la Generalitat seguirán intervenidas por el Gobierno hasta que ‘todo se normalice’

El nuevo Gobierno socialista mantendrá intervenidas las cuentas de la Generalitat, según ha explicado el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en una entrevista en Antena 3. Esta misma mañana, Elsa Artadi, consejera de Presidencia y portavoz del Govern, ha asegurado en Catalunya Ràdio que entiende que se ha levantado la intervención de las cuentas de la Generalitat. "El 155 abolió la anterior intervención porque la subsumió, ya que el 155 era más fuerte y supongo que no querían crear conflicto entre resoluciones. Si ahora ha finalizado el 155, entendemos que la intervención de las cuentas también". Sin embargo, Ábalos, que ha hecho declaraciones a varios medios, ha negado que eso sea así.

No obstante, Ábalos ha admitido que si la vuelta a la legalidad “prospera”, lo razonable es “que todo se normalice” sin que se dejen “hechos excepcionales”. “Digo si avanza la normalización, pero hay que estar pendiente de ello, ni anticipándose ni postergándolo”, ha apostillado.

El exministro Cristóbal Montoro estableció los primeros controles reforzados de las cuentas catalanas en noviembre de 2015, cuando obligó a certificar mensualmente la legalidad de los pagos que realizaba, amparándose en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. En primavera de 2017, este control pasó a ser semanal. Pero fue el 21 de septiembre de 2017 cuando el Ministerio de Hacienda se hizo cargo de los pagos de las facturas de la Generalitat, no solo de las del Fondo de Liquidez Autonómica, sino también de las del sistema de financiación autonómica ordinario. El ya exministro de Hacienda aseguró a mediados de mayo que, aunque se levantase el artículo 155 de la Constitución, el Ministerio seguiría manteniendo los controles mensuales de las cuentas catalanas.

En cuanto a la composición del futuro Gobierno, Ábalos ha explicado en declaraciones a la SER que la Presidencia albergará un Comisionado contra la Pobreza Infantil que dependerá de forma directa de Pedro Sánchez. También ha admitido que en el próximo Gobierno, que no será de coalición, sí habrá algún independiente. El secretario de Organización ha dicho que “lo previsible” es que el miércoles esté ya el Ejecutivo conformado y el viernes se celebre la primera reunión del Consejo de Ministros.

Según ha afirmado, “se trata de lanzar un gobierno más equilibrado”, que esté integrado no sólo por dirigentes socialistas, sino también por personas “próximas” al partido “aunque no tengan carné” de militancia. “El gobierno estará en esa intersección de rigor, serenidad y fortaleza que la sociedad está pidiendo”, ha sentenciado. Sobre esas personas, Ábalos ha incidido en que Sánchez “lo tiene todo claro, pero es muy reservado”, razón por la que se mantienen las incógnitas en torno a quiénes serán los elegidos y elegidas y cuál será la estructura por carteras del futuro Gobierno.

Entre los escasos detalles que sí se conocen, destaca la recuperación del Ministerio de Igualdad en el organigrama del Ejecutivo y la entrada a Podemos y otras fuerzas políticas en los órganos constitucionales (Tribunal Constitucional y Consejo General del Poder Judicial) y no constitucionales pendientes de renovación. Esto lo ha contado Ábalo en declaraciones a Antena 3 y ha incluido entre esos órganos al Consejo de Administración de Radio Televisión Española (RTVE).

Por cierto que en otras declaraciones a la SER, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha rehusado aclarar si estará en el Gobierno, pero ha confirmado que entre sus miembros habrá representantes del socialismo catalán. Iceta, quien ya ha expresado que su interés es seguir liderando el partido en Cataluña, ha reconocido que “las preferencias personales están ahí y tienen su valor, pero también hay la voluntad de un presidente al que todos” deben “respeto y colaboración”. “Estamos esperando. Muy poca gente lo sabe. Lo que más me interesa es que el presidente tenga el mejor equipo y todos hagamos piña en torno a él”, ha comentado, para incidir en que a “todos” les va “mucho en que salgan bien las cosas”.

Ábalos ha subrayado que no se trata de “generosidad” en el reparto de cargos, sino de que “es tiempo de hablar mucho” con otros grupos y de “contar y compartir con la mayoría” del Congreso. “Hay órganos constitucionales que pueden dar pie a representación, de Podemos o cualquier otra fuerza. Y otros que no son constitucionales”, ha afirmado el dirigente socialista, para quien una “representación tan plural” como la que existe en esta legislatura en el Congreso y solo 84 diputados del partido del gobierno “obliga” a los socialistas a “compartir mucho”. “Hay que ensayar y contar con todos”, ha aseverado, tras reiterar que esa pluralidad no se dará en el Gobierno, donde solo habrá militantes o simpatizantes del PSOE.

Ábalos, por otra parte, considera que “no sería admisible ni desde el punto de vista político ni desde el compromiso” que el Partido Popular enmendase sus propios Presupuestos Generales del Estado en el trámite en el Senado, algo que de ocurrir, el Congreso “remediaría”. “Si aquellos eran los mejores presupuestos para España, se entiende que sería traicionar a ese sentido. No sería admisible desde le punto de vista político o de compromiso eso de ‘como yo no gobierno todo se va por el desagüe’, pero si el Senado hace eso, como la última palabra la tiene el Congreso habrá que remediarlo en el Congreso”, ha apuntado en declaraciones a COPE.

Según ha afirmado, si el PP adopta esta medida, “se retrata”. “Lo que hace el PP es aprovechar la mayoría en el Senado para establecer una venganza situándolo allá donde quiera vengarse. No creo que la venganza y tan cerca de la remoción del Gobierno sea muy edificante. No parece un buen ejemplo”, ha señalado.

El dirigente socialista destaca que puede estar todo el mundo “muy tranquilo” porque la formación “va a respetar esos presupuestos, primero porque fueron ya aprobados y segundo, porque es mitad de año”. “Este gobierno nuevo lo que tiene que hacer es pensar en los presupuestos del siguiente”, ha zanjado.

Para Ábalos, parece que “el mayor empeño es una oposición total y precipitada como si fuese el fin del mundo” que el PSOE hubiese alcanzado el Gobierno tras la moción de censura. Reconoce que “es inusual gobernar con 84 diputados”, pero incide en que “nada hace indicar” que unas elecciones “resolverían” el panorama de fragmentación política actual.

En cuanto a los posibles acuerdos alcanzados a cambio de apoyo con nacionalistas vascos e independentistas, Ábalos insiste en que no se ha “negociado nada”. “La derecha, en este caso el PP, tiene que darse cuenta de que había mucha voluntad de desalojar a Mariano Rajoy. Lo que ganó fue la censura, el problema es que esto conformó una alternativa pero lo que unía es la censura”, ha asegurado.

Preguntado en concreto sobre la reivindicación del independentismo catalán sobre el acercamiento a Cataluña de sus líderes en prisión preventiva, ha incidido en que este asunto “no salió en ningún momento en las conversaciones” previas a la moción de censura y, en todo caso, mientras no haya sentencia firme condenatoria, la ubicación de los presos no depende de Instituciones Penitenciarias, sino del juez.

RELACIONADO